La clase (Entre les murs)

El jueves 8 de enero asistí al preestreno oficial en el Cine Golem de la película La clase, de Laurent Cantet, el director francés galardonado con la Palma de Oro en Cannes en 2008 que retrata en la cinta el día a día de un profesor de Lengua, François,  en su clase de un Instituto público del Distrito 20 de París. En la proyección coincidí con Ángel y César , junto a sus parejas, además de unos 300 profesores invitados por gentileza de Universia.

La película huye de lugares comunes para mostrar un universo de situaciones que a mi, personalmente, me han parecido verosímiles y realistas. De un lado, un profesor entregado a su trabajo, con un gran sentido de la ética y la responsabilidad con sus alumnos y sus familias. De otro, unos adolescentes de distintas culturas y países, con un nivel educativo bajo, con sus conflictos y sus hormonas funcionando a tope.

François vive día a día en su clase sentimientos contradictorios: entrega, pasión, paciencia, agotamiento, más paciencia, estallidos, pérdida de papales, cansancio, de nuevo más paciencia, abatimiento, dedicación, hartazgo, preocupación sincera, sensibilidad, cólera, rabia… los profesores no somos perfectos, somos humanos y nos equivocamos, algunas veces, pese a que pongamos lo mejor de nosotros mismos. En este sentido, mi identificación con el profesor es muy grande.

Además, los alumnos, los chavales, se muestran como son: sinceros, atrevidos, desconsiderados, descarados, enérgicos, apáticos, desmotivados, sensibles, justos… también ellos son humanos, en este caso, adolescentes, con toda la carga que eso conlleva.

No hay un planteamiento de dialéctica entre profesor y alumnos, no hay una lucha; la película muestra la vida y las relaciones dentro de un aula de una zona de nivel socioeconómico bajo, por tanto, no es generalizable a otras capas sociales, ni a centros privados, como es lógico. Se aprecia, además, la penuria de las instalaciones, la falta de medios, la falta de valoración social del profesorado, la ausencia de la administración educativa de los problemas reales del Instituto, la falta de respeto del alumnado hacia los profesores por parte de los alumnos, la lucha entre los profesores que prefieren usar más o menos las normas para arreglar los conflictos del aula… Nos os cuento más, mejor la vais a ver y comentamos.

A la película asistió la Ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera. Desde luego, me gustaría que tomara nota y que le quitara tantos adjetivos a su ministerio para que fuera, sencillamente, de Educación, que falta nos hace. Pero esto es otra historia.

Feliz 2009.

School of Rock

peli.JPG
Acabo de ver la película School of Rock con mis hijas (mejor en inglés, por favor). Una magnífica película familiar para amantes del rock y de la pedagogía. Argumento: un músico fracasado se hace pasar por un profesor en un colegio. En vez de dar clases de matemáticas y demás, monta una banda de rock con sus alumnos. Mucha música, mucha motivación y mucha capacidad para sacar lo mejor de los chicos: un buen profesor que pone, ante todo, pasión.
Todo va bien hasta que descubren el fraude y… ¡ved la película para conocer el final!

Todos los chicos y chicas que actúan tocan los instrumentos, además de Jack Black, el protagonista principal. Un adelanto aquí.

[quicktime width=”320″ height=”240″]http://movies.apple.com/trailers/paramount/school_of_rock/images/small_06.mov[/quicktime]