Manifiesto por la defensa de los derechos fundamentales en Internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

ley2500x61

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Fuente: AyudaWordpress

Todos contra el canon

tcc_728×901.gif

Mañana Hoy el Congreso de los Diputados ha aprobado el establecimiento del canon digital (un impuesto, hablemos claro) que aumenta el precio de los artefactos susceptibles de almacenar cualquier información digital por si acaso somos malos y hacemos copias privadas de lo que sea y los autores no reciben dinero a cambio. Pobrecitos. La SGAE (sociedad que agrupa a algunos de los autores y editores españoles) piensa recaudar la despreciable cifra de 100 millones de euros al año de nosotros, ciudadanos malos y piratas, por hacer cosas como las que hago en estos días:

  1. Almacenar en mi disco duro las fotografías del concierto de Navidad de mis hijas
  2. Almacenar en mi disco duro las fotografías de la cena de Nochebuena
  3. Grabar en vídeo los primeros pasos de mi sobrina
  4. Tomar una foto con el móvil de la iluminación navideña de las calles de Madrid
  5. Escuchar alguna canción en el Mp3
  6. Usar el USB para llevar una presentación de Psicología a mis clases
  7. Hacer unas fotocopias de unos ejercicios que he preparado para mis alumnos desde mi ordenador
  8. Hacer una fotocopia de la felicitación navideña a las familias del Instituto desde mi ordenador
  9. Grabar en un CD las fotografías de mis hijas para que sus abuelos las vean en la televisión de su casa
  10. Usar el portátil para tomar notas de las reuniones con tutores
  11. Usar el portátil para navegar por Internet
  12. Usar el portátil para trabajar en el Aula Virtual de Psicología
  13. Ver el DVD con la actuación de teatro de la clase de mi mujer
  14. Hacer copias en DVD de la actuación de teatro de la clase de mi mujer a todos los niños de su clase
  15. Usar el CD de mi Resonancia Magnética de la rodilla en la consulta del traumatólogo
  16. Usar un CD de la Universidad Rey Juan Carlos para dar información a mis alumnos
  17. Descargar un programa de REDES para las clases de Psicología
  18. Compartir en una red P2P materiales de clase
  19. Compartir música en una red P2P
  20. ¿Quieres añadir alguna otra?

El gremio de fruteros prepara un canon por si acaso cuando uno entra a la frutería se lleva de estrangis un kilo de naranjas, pongamos por caso. Es preventivo, para que los productores de naranjas no se queden sin trabajo.

Como esto no se sostiene y me aburre, lo diré bien alto: TODOS CONTRA EL CANON. Como en España estamos a tiempo, DÍSELO TU MISMO y firma contra el canon, que ya lo hemos hecho 1.500.000 de personas.

Pocas veces tantos hemos estado tan de acuerdo.

Por si alguien quiere más argumentos, el vídeo de Víctor Domingo de la Asociación de Internautas los ofrece.

Algunos programas para compartir archivos desde Internet:

Emule

Ares

BitTorrent

¿Papel mojado?

imagen

Apenas cuatro días para las elecciones y tengo la sensación de que las promesas de los partidos políticos son papel mojado. A juzgar por los mensajes de éstos en los medios de comunicación, los ciudadanos somos considerados como animales inferiores, sin capacidad de iniciativa, sin capacidad de crítica, sólo nos reconocen la mera capacidad de adhesión inquebrantable, a modo de cheque en blanco.

Ya he hablado antes en este blog de mi posición respecto al sistema actual de partidos políticos; también ha hablado de los programas educativos de los partidos políticos en Madrid. Hoy sólo quiero mostrar el papel, todo el papel, que ha llegado a mi buzón con las papeletas de votación. Si en Leganés vivimos 140.000 votantes, multipliquemos por cuatro candidaturas posibles y tenemos 560.000 sobres de papeletas enviados con franqueo pagado (por todos) que irán, en el mayor de los casos, a la papelera.

Y digo yo, ¿con las nuevas tecnologías no hay otras formas de contactar con nosotros y nosotros con ellos sin gastar papel? ¿Cuántos árboles se habrían evitado cortar para imprimir ese medio millón largo de sobres y papeletas?

Democracia 2.0

Aunque todavía quedan unos meses para las elecciones municipales y autonómicas que se celebrarán en la mayor parte de España, no hay día que pase sin que los partidos políticos nos bombardeen -a través de los canales tradicionales- con sus dosis diarias de propaganda (no confundir con la dosis diaria de Mobbuz TV, imprescindible).

El viernes, sin ir más lejos, una empresa demoscópica llamó a mi domicilio y nos hizo sendas entrevistas pre-electorales a mi compañera y a mi. No está mal, es la primera en los cuarenta años que tengo, así que CERTIFICO que existen las encuestas telefónicas. Pero vayamos al grano. La encuesta, en cuestión, buscaba nuestros pareceres sobre la situación de la ciudad donde resido en aspectos generales:

cree usted que la situación en Leganés ha mejorado en los últimos años desde las últimas elecciones” pregunta mi interlocutor

“en qué aspectos” pregunto yo

“en general, está mejor o peor” persevera…

Poco a poco se centra y me pregunta por el candidato del PSOE, por el del PP y por el de IU. Me pregunta por el transporte, por la educación, por la sanidad, por esto y por aquello (olvidó la vivienda, un fallo lo tiene cualquiera)… y, por fin, llega la parte más interesante:

– “¿por quién va a votar en las próximas elecciones?

– “No creo que vaya a votar”, respondo

“Pero bueno, hay que votar, por alguien, venga, piénselo, tiene una responsabilidad de cambiar las cosas, hay que participar, la democracia exige la participación…”

Y ahí ya se me acabó la paciencia.

Porque la democracia es participación, y no precisamente en una encuesta telefónica, sobre todos los aspectos que me preguntaron y alguno más. Porque la democracia exige que sepamos a quiénes votamos, porqué votamos, qué votamos y para qué votamos. Democracia es participación, esencialmente participación, en las decisiones que afectan a nuestras vidas. Pero no, ellos, los políticos y los aparatos de los partidos políticos, buscan que les votemos y depositemos en ellos nuestra confianza, que firmemos un cheque en blanco por cuatro años para olvidarse de todo.

Pues no, quiero una Democracia 2.0 participativa, horizontal, sin políticos profesionales, con listas abiertas, con políticos con trabajos como los demás, sin prebendas, con gente que mire por el bien común. Lamentablemente, ninguno de los grandes partidos políticos quiere nada parecido porque todos viven del cuento. Hoy leo en El País (que se presta voluntariamente a hacerle la campaña a los dos grandes partidos, ¿gratis?) que Simancas premia a su núcleo duro. No podía ser más acertado el titular: entrar en el Ayuntamiento, no digamos en la Asamblea regional o en el Parlamento es un chollo: vacaciones, sueldo, poco curro (ya da la cara el jefe…), máximos beneficios sociales, coches oficiales… ¿seguimos?

Me dicen que si no voto entonces no tengo derecho a quejarme. Ahí está el problema: identifican participación polítca con votar y eso no es cierto. Llevo años participando en asociaciones, colectivos, plataformas… políticas y sociales y no me van a convencer. Ahora bien, el problema es que no se dan por aludidos. En el referendum para aprobar en nuevo Estatuto de Andalucía, la abstención fue escandalosa y no dimitió ni el tato. Por supuesto, el resultado no quedó invalidado.

Si las nuevas tecnologías, y en especial Internet, han permitido un nuevo desarrollo de la participación a través de las redes sociales… ¿porqué no aplicarlo a las decisiones políticas?. Si con un sólo clic Hacienda conoce hasta el número de zapatos que tengo en casa porqué no utilizar las NNTT para que los ciudadanos hagamos política. La respuesta es fácil: no interesa. Todo para el pueblo pero sin el pueblo.

Hace años leí el libro de Manuel Castells, La Galaxia Internet. En él relataba una experiencia exitosa de participación política local en Amsterdam, Holanda. Fue tan buena que se la cargaron.
¿Democracia? Sí pero Democracia 2.0

Contraanuncios cortesía de Consume hasta morir