Balance del año


 

Proliferan estos días los balances del año y me atrevo a compartir con vosotros el mío particular, vosotros que estáis al otro lado de este blog que cumplirá dentro de tres meses diez años.
Comencé 2014 con el propósito de dedicar mas tiempo a aficiones y quehaceres mundanos alejándome un poco de Internet y su velocidad. Circunstancias familiares me hicieron replantear la relación con el mundo 2.0, especialmente con las redes sociales.

Buscando la desconexión imposible

En el verano busqué una desconexión durante 60 días para recuperar esencias y el resultado me gustó mucho. Gané mucho más que perdí; no desconecté del todo pero casi. El resultado ha sido redescubrir la pasión por la fotografía a través de Instagram, pero especialmente, limitar el tiempo dedicado a la Red cada día. Mi relación con Twitter ya no ha sido la misma desde entonces, limitándome a pasear de vez en cuando dejando de lado la conversación.

Una formación diferente

Ha sido el primer año en muchos en el que no he participado en ningún curso en línea, ni como alumno ni como tutor. El tiempo que se dedica no compensa con los beneficios obtenidos y, en mi caso, he decidido no apostar por ese tipo de formación, ni para impartirla ni para aprender, aunque Internet sigue siendo la principal fuente de aprendizaje a través de mi PLE, naturalmente. A pesar de haber realizado el curso de tutor del INTEF en el año 2013, no veo que el modelo de formación del profesorado basado en los cursos en línea, bien sean cerrados o masivos, sea el adecuado para la actualización pedagógica necesaria hoy día. Quizás sea complementaria pero no la principal apuesta formativa de los gobiernos autonómicos y estatales. Me quedo con el modelo de formación presencial a la carta, basado en las necesidades del centro, que se adapta a las peculiaridades de tu equipo, de tu centro, que tiene ponencias externas pero, sobre todo, investigación, acción y reflexión interna. Así lo estamos haciendo en mi instituto y los resultados son muy buenos.

Algunas colaboraciones

En el mes de abril participé en Vigoredes, impartiendo un taller en el Centro de Profesores de Vigo, en el que el foco estuvo en cómo gestionar la hiperconexión en la sociedad de Internet. Cada día está más claro que el reto es aprender a gestionar nuestra relación con la tecnología e Internet para que no dejemos de ser personas, para que no perdamos la esencia de la vida, los momentos especiales y pequeños de cada día. En EducaconTIC he escrito sobre el pensamiento visual y sus aplicaciones educativas, justo el año en el que lo incorporé de forma definitiva en mi trabajo de orientación personal y pude contarlo en un evento celebrado en el mes de junio en la Casa del Lector de Matadero Madrid. También escribí sobre cómo el humor es una de las herramientas más necesarias para manejar un aula y me hice eco del fantástico uso de Minecraft en educación de la mano de Lara Romero. Por su parte, Domingo Méndez, un maestro veterano en la web 2.0, me pidió que escribiera en su blog sobre los últimos diez años del panorama educativo y me salió un post sobre las luces y sobras del mundo educativo 2.0. Tras los años iniciales de entusiasmo, de utopía pedagógica, la realidad tozuda nos devuelve a una educación que apenas ha cambiado en lo sustancial.

Más selectivo en la web 2.0

2014 ha sido el año en el que he sido más selectivo con la web 2.0. He colaborado en algunos proyectos online relacionados con la orientación de la mano de Orientapas y el incansable Alberto del Mazo así como de compañeros como Claudio Castilla y sus hashtags para orientar. Me siento profundamente identificado y agradecido con la comunidad de orientadores de Orientapas que me premió por mi trayectoria en el uso de las TIC en orientación junto a otros grandes profesionales y que hace que pueda superar la sensación de soledad del orientador.

Algunas despedidas

Este año que acaba ha sido también un año de despedidas. Tras muchos años de compartir el entusiasmo por usar las TIC en educación, dejé Aulablog, la asociación que me abrió las puertas al mundo educativo 2.0 y en la que he tenido la suerte de conocer a grandes personas, profesionales y compañeros en unos años maravillosos. Imposible olvidar lo vivido con ellos, lo aprendido, lo compartido, tanto a nivel profesional como personal. Siempre tendré un hueco especial para lo vivido con ellos. Por otro lado, EducaconTIC, el portal educativo con el que llevaba colaborando desde hace años, se ha tomado un periodo de reflexión, así que no sé si continuaré escribiendo de forma regular en este fantástico portal que recomiendo fervientemente.

Disfrutar otra vez, ilusionarme

2014 ha sido el año en el que volví a disfrutar y a recuperar el entusiasmo por el trabajo con mis compañeros del instituto a pesar de comenzar con menos recursos personales que nunca y más necesidades que siempre. En este curso 2014-2015 estoy inmerso en varios proyectos: uno de orientación profesional coordinada con la Fundación Bertelsmann; otro proyecto de aprendizaje servicio sobre el uso de las TIC entre alumnos ayudantes de la mano de José Antonio Luengo y, otro más, de emprendimiento y creatividad con la Funcación Créate. Estos proyectos colectivos con compañeros del centro me generan una ilusión que durante muchos años sólo he vivido a través de los Encuentros de Aulablog o del claustro virtual. Toca disfrutar mientras dure, que los malos tiempos llegan solos.

La gente, lo mejor de lo mejor

El trabajo ingente del instituto y las circunstancias personales han hecho que mi presencia en la Red sea cada vez menor. Apenas escribo en este blog y me cuesta mucho llevar al día como quisiera mi blog de orientación. Llevo también la web del instituto y un blog de aula de Psicología, por lo que no me queda ni tiempo ni energía para más. Para este 2015 sólo quiero encontrarme con buena gente con la que seguir compartiendo esta pasión por la educación y, si es posible, que sea en la barra de un bar, escuchando música en un concierto o charlando con un gin tonic en las manos. De esos encuentros sólo pueden salir cosas buenas.

2 opiniones en “Balance del año”

  1. Gracias por mencionarme en este balance. Precisamente porque has sido más selectivo en tu presencia 2.0., valoro más haber compartido varios ratillos en este 2014 en los que tomé muchas notas mentales que me serán también útiles en 2015. Un abrazo y buena celebración 1.0. esta noche.

Deja un comentario