La puntilla


La Comunidad de Madrid tiene previsto convocar este año oposiciones a Secundaria saltándose la practica de convocarlas alternando con las de Primaria.
La oferta en total podría ser de 80 plazas en Secundaria, siendo 8 plazas las reservadas a la especialidad de Orientación Educativa. Otras especialidades no salen mejor paradas, excepto Inglés; que el total sea de 80 invita a la carcajada y al sonrojo, ya que ni si quiera se cubren las plazas a las que obliga la absurda tasa de reposición aprobada por el Gobierno de España. Recordemos que los recortes en los funcionarios públicos fueron, por un lado, el sueldo y, por otro, no reponer más que el 10% de las plazas que quedaran vacantes. Sólo las fuerzas armadas y los cuerpos de seguridad del Estado cubren las plazas sin problemas alguno. Al resto, nos toca trabajar más y cobrar menos, como tantas personas como consecuencia de la crisis.
El curso pasado en Madrid se llamaron a unos 240 orientadores de las listas de interinos, aquellos que no obtuvieron plaza, para cubrir plazas vacantes de orientación en los diferentes centros o equipos. Si añadimos las plazas suprimidas en los últimos cinco años por jubilaciones y supresiones (los institutos llegaron a tener dos orientadores en su inmensa mayoría) podemos llegar a cifras que, al menos, doblan o incluso triplican esos 240 orientadores. Dicho de otro modo, hacen falta muchos orientadores en el sistema educativo madrileño.
En Madrid la atención a la diversidad está mal vista; la orientación, se tolera como mal menor, pero se la desprecia.
Somos un colectivo, el de los orientadores, que realiza un trabajo especializado en el sistema educativo. La UNESCO habla del derecho a la orientación de los alumnos y una ley tan denostada como la LOGSE reconocía a la orientación como uno de los factores de calidad del mismo. ¿Pero no era una ley mala?
Repasad la LOMCE y sacad conclusiones sobre el papel de la orientación en la misma. No es que cualquier tiempo pasado fuera mejor, es que las leyes actuales nos llevan a los peores tiempos pasados y desprecian los avances científicos y sociales en el ámbito de la Educación.
Por si no lo sabéis, queridos lectores no docentes, para obtener una plaza en la enseñanza pública como funcionario, debes examinarte hasta que la obtengas de forma efectiva. Da igual que hayas aprobado un año pero no consigas estar entre los elegidos. Deberás volver a estudiar y examinarte hasta que lo consigas. En Sanidad, por ejemplo, no es necesario presentarse cada dos años ya que puedes trabajar de forma indefinida, aunque no tengas la plaza. Tendrás experiencia, algo que en Educación está mal visto, se conoce.
En fin, se incorporarán ocho nuevos funcionarios al Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria en la especialidad de Orientación Educativa.
Bienvenidos seáis, que la ilusión no os falte porque trabajo vais a tener de sobra.
Afortunadamente, el papel de los orientadores en los centros cada día es más valorado por los propios compañeros, por los alumnos y sus familias. Al menos yo siento el apoyo de mis compañeros, su aliento y su colaboración. Eso me da mucha energía y aliento para seguir.
La oferta de plazas públicas en Orientación Educativa es la puntilla a una situación que cada día va de mal en peor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *