[A Golpe de Timbre #15] Ser profesor merece la pena, con Víctor Barbero

Hace muchos años que sigo a Víctor Barbero en Twitter. Sé que es un apasionado de su trabajo como profesor de Informática en un IES de la Comunidad de Madrid, “un instituto de barrio” como dice en el programa. Hoy en A Golpe de Timbre conversamos sobre la actual ley educativa, la LOMCE, el papel de la música, su concepción de la enseñanza y el papel de la informática en la educación actual. Una conversación tranquila de una persona que rebosa optimismo y que se acuesta con la conciencia tranquila por el trabajo realizado.

Nuestro trabajo es vocacional

La enorme especialización en la formación inicial del docente de Secundaria no esconde la vocación necesaria para poder impartir clase. Como en la sanidad, no dejamos de formarnos nunca, dice Víctor. Sin embargo, la labor docente es por encima de todo vocacional, aunque eso suponga una profesionalidad necesaria y un compromiso con los alumnos fuera de toda duda. Como muchos docentes con los que hablo, Víctor siente que trabajar con sus alumnos es una suerte enorme.

Música e informática, necesarias en el S.XXI

Víctor Barbero es violonchelista. Inició su docencia tras dieciocho años de formación musical y la preparación de la oposición a Secundaria. Ha sido profesor de música y podíes ver los materiales de sus alumnos en este canal de Youtube. Víctor comparte el material que usa con sus alumnos para que otros puedan sacar provecho del mismo. “Todos deberíamos compartir el trabajo que hacemos con los alumnos” dice en la entrevista.  Víctor reivindica el papel de la educación musical, un papel marginal con la actual ley educativa que relega las artes obviando los benficios de las mismas en la formación de las personas. Resulta que tras unos años como profesor de música obtuvo la especialidad de Informática, que es la que actualmente imparte. Una doble faceta que es fascinante y que os animo a descubrir en su blog y en la entrevista. “Nuestros alumnos no pueden ser ajenos a la informática, es una competencia básica profesional en el mundo actual que todos deben aprender”. Sin embargo, critica la chapuza institucional para poner en marcha asignaturas como Tecnología, Programación y Robótica, en la Comunidad de Madrid con un curso exprés o la normativa que permite a los alumnos promocionar de curso sin que aprueben esta asignatura, en el colmo de los sinsentidos de la actual ley.

Ser profesor merece la pena, por nuestros alumnos

Sin duda la parte de la entrevista que más me ha gustado es cuando Víctor reivindica nuestro papel como profesores, a pesar de todo. A pesar de la LOMCE, de los recortes, de los medios escasos, el optimismo de Víctor es claro: “sacamos adelante a nuestros alumnos, les ponemos en el camino para ser ciudadanos, tener su proyecto personal… podemos sentirnos orgullosos” y concluye categórico que “nuestros alumnos se lo merecen”. Una defensa radical de nuestro trabajo.

Podéis seguir a Víctor Barbero en Twitter donde es @vicbarbero y también su página web con referencias a su trabajo.

Por su parte, Jordi Martí, en La Mirada Crítica, escribe una carta abierta al Ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo en el que pide cosas imposibles en estos tiempos que corren: diálogo, consenso, transparencia y escucha, casi nada… ya sabéis al final del episodio encontraréis su carta. Por cierto, que nuestro ministro tiene Twitter. Puedes seguir a Jordi en Twitter donde es @xarxatic.

La sintonía del episodio es de los rusos Distemper con 3 minutes on summertime y Eracilon con su tema Cellenade pone la música del podcast. La sintonía de La Mirada Crítica es Rain Just Keeps Coming Down de Bruce H. McCosar. Podéis encontrar esta música en Jamendo.com música libre para todos.

Recuerda que si te gusta el podcast, tenemos un canal en ivoox y en iTunes en el que puedes suscribirte.

¡Que lo disfrutes!

Deja un comentario