[A Golpe de Timbre #14] el difícil momento de la adolescencia, con Fernando J. López

“No hay espacio para la nostalgia, cualquier tiempo pasado no es referencia para hoy” comenta Fernando J. López, Nando para los amigos y los que llevamos años siguiéndolo en Twitter. Dramaturgo, escritor, profesor, entusiasta de la docencia, optimista por naturaleza y una de las personas con las que más lúcidamente he charlado sobre la adolescencia y el sistema educativo actual. Conocí a Fernando hace muchos años en Twitter, cuando la red del pajarito era un patio de colegio en el que los profesores compartíamos ilusiones y dificultades. También nos servía para superar el aislamiento en el que muchos vivíamos en los claustros. “Reivindico el papel de las redes sociales” comenta en la entrevista. ¿Recordáis aquellos años del “claustro es la Red”?

Hoy las cosas han cambiado, es ley de vida, pero algo permanece y es la fascinación por lo que ocurre en las aulas, con sus luces y sus sombras, un algo, el acto educativo, del que Nando es un enamorado, con mayúsculas.

No es frecuente que una persona con éxito fuera del ámbito educativo se convierta en profesor de Literatura. En realidad, casi siempre es lo contrario. Los profesores buscamos reconocimiento fuera de las aulas porque dentro sólo vamos a tener la de los alumnos y familias, y no siempre. Pero Nando ha hecho el camino inverso. Como escritor y dramaturgo, no necesita excesiva presentación:

  • Los amores diversos, estrenado en el Festival de Teatro de Málaga (2016) y representado actualmente en el Teatro Lara con una excelente recepción entre la crítica especializada: «Un texto impecable, bien escrito, inteligente y lleno de matices.» (Todosalteatro.com), «Un texto imponente. Una factura perfecta en una fusión de poesía y teatro. Imprescindible.» (Diario crítico), «Un texto contundente y lleno de rabia y deliciosa poesía. Vibra en cada una de sus líneas.» (Enunentreacto.com)
  • Las harpías en Madrid, comedia inspirada libremente en la novela picaresca de Castillo Solórzano y que se estrenará en julio de 2016 en el Festival Internacional de Teatro de Almagro.
  • Pánico, adaptación de la comedia de Mika Myllyaho, estrenada en el Palacio Valdés de Avilés (2016)
  • De mutuo desacuerdo, publicada en 2015 por Antígona con prólogo de Ernesto Caballero, y estrenada en el Teatro Bellas Artes de Madrid (también en 2015). Además, también ha sido también representada en otros países como Venezuela y Panamá.
  • Yerma, versión de la obra de Federico García Lorca dirigida por José Luis Arellano y estrenada en el Gala Theatre de Washington (2015). La función, nominada a 10 premios Helen Hayes fue elogiada como “visually striking production“ por el The Washington Post.
  • Cuando fuimos dos, publicado por Ñaque (2012), presentado en la Muestra de Autores Contemporáneos (2013) y estrenada en Madrid en la sala El Sol de York y el Teatro Infanta Isabel.
  • Saltar sin red, publicado Antígona (2012) y estrenado en el Centro Conde Duque de Madrid bajo la dirección de Ainhoa Amestoy.
  • Darwin dice, publicada por la Editorial Teatro (2012) y esrenada bajo la dirección de Simon Breden en la sala Montacargas.
  • Tour de force, publicado por Antígona (2011) y estrenado bajo la dirección del propio autor.
  • El sexo que sucede, publicado por la AAT (2006) y estrenado bajo la dirección del propio autor.

Ahora mismo, con Dilo en voz alta y nos reímos todos, ha conseguido llevar al papel las vicisitudes del día a día de un profesor de instituto. Actualmente está de gira con El sonido de los cuerpos. Como veis, no para de cultivar esa faceta artística. Necesitamos profesores así en la Escuela. Pero no busqué entrevistar a Nando por su faceta de escritor o dramaturgo, sino por la de docente comprometido con la docencia y, muy especialmente, por su lucha por la diversidad, por los derechos LGTB y por su reivindicación de la dignidad de la profesión docente. Escucharéis a un docente apasionado, realista, comprometido con la sociedad de hoy, que no acepta injusticias y busca nuevos modelos docentes, por qué no, también en identidad sexual. Porque todavía en los centros educativos existen demasiados tabúes relacionados con la identidad sexual y el machismo, un machismo que no se combate si no es con educación.

Podéis seguir a Nando J López en Twitter donde es @Nando_J  y también su blog.

Por su parte, Jordi Martí, en La Mirada Crítica, pone en cuarentena el término innovación, cuestionando que el concepto, a fuerza de estar manido, pierda contenido. Él prefiere hablar de profesores buenos, malos y regulares… mejor lo escucháis al final del episodio. Puedes seguir a Jordi en Twitter donde es @xarxatic.

La sintonía del episodio es de los rusos Distemper con 3 minutes on summertime y Lori Mayers pone la música del podcast. La sintonía de La Mirada Crítica es Rain Just Keeps Coming Down de Bruce H. McCosar.

Recuerda que si te gusta el podcast, tenemos un canal en ivoox y en iTunes para que te hagas seguidor.

¡Que lo disfrutes!

El poder de la palabra

La palabra nos hace humanos, nos acerca a los demás, nos ayuda a comprenderlos. Es una de las herramientas de trabajo imprescindibles para los educadores, especialmente cuando tenemos delante a los adolescentes. Aunque no compartimos en muchas ocasiones sus códigos, su jerga, su lenguaje coloquial, tenemos la enorme capacidad de llegar a ellos a través de la palabra.

Los profesores de Secundaria, en general, pensamos que con los alumnos se puede hablar de cualquier manera, es decir, en un pasillo o en el patio, incluso al final de la clase. Comentamos algunos aspectos de ese día, que si hoy te has portado mal, que si va todo bien, que si hoy estoy enfadado contigo por esto o lo otro… Desde nuestra posición de profesores, pensamos que ya hablamos con los chavales cuando tenemos este tipo de intercambios, muy rápidos, muy unidireccionales, muy a mata caballo, valga la expresión. Esto no es casual, hablamos así porque no tenemos los tiempos necesarios o no los sabemos buscar, igual me da, pero no es suficiente.

Los adolescentes, en pleno desarrollo y en pleno cambio, son reacios a nuestros encuentros cuando éstos son exclusivamente para que les recriminemos, muchas veces con toda la razón, algún aspecto de su rendimiento académico o de su conducta. Al contrario, un cómo estás, un qué tal te va todo o una sonrisa al decir su nombre tienen un efecto enorme de cercanía y confianza en un mundo, el de los institutos, en el que todo sucede demasiado rápido.

Sin embargo, quiero hacer hincapié en el valor que tiene para los adolescentes el que tengamos un encuentro personal con ellos. Ese encuentro, cuando se hace en tiempo y forma adecuado, permite descubrir a la persona que hay detrás de ese alumno al tiempo que ese alumno descubre a la persona que hay detrás de ese profesor. Cuando te abres a su vida, todo cambia. Comprendes el porqué de determinadas actitudes, ayudas a comprender procesos o simplemente, eres un colchón emocional.

Ese encuentro es imprescindible para establecer una relación de confianza mútua y también llegar a acuerdos sobre aspectos académicos o conductuales. Pero aún es más importante teniendo en cuenta que normalmente, sin ese tiempo personal, sólo conocemos a un alumno diluido en un grupo desempeñando el rol que quiere o puede desempeñar. Sin el encuentro personal, sólo conocemos etiquetas que aplicamos de forma indiscriminada según nuestra escala de valores como profesor:

Es un vago

Es muy buen estudiante

Es un mal educado

Es un…

La importancia de escuchar nos ayudará a eliminar prejuicios, a conocer a la persona y desterrar ideas superficiales, preconcebidas o las temidas etiquetas psiquiátricas tan de moda últimamente. ¡En cuántas ocasiones no hemos visto que las etiquetas destruyen a las personas que las sufren!

Desde este curso en la Comunidad de Madrid todos los tutores de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional tienen que tener al menos una tutoría individual con cada uno de los alumnos de su grupo en cada trimestre. Me parece una excelente idea que recoge una queja tradicional de los tutores hacia la falta de tiempo para hablar con el alumnado aunque, con leyes o no, siempre he conocido a profesores, tutores o no, que han dedicado su tiempo a entrevistarse con los alumnos, no en los pasillos, sino en un espacio más pequeño, de tú a tú, sin las incómodas miradas de quienes pasan por ahí. Es la primera vez que una ley recoge este aspecto imprescindible.

Pero desgraciadamente, no todos los tutores de mi entorno lo entienden. Parece que conocer a los alumnos es más difícil que conocer la asignatura que se imparte. Al fin y al cabo, una asignatura no cambia tanto y cada alumno es un mundo. Pero este alumno, esta persona que deja un tercio de su vida de lunes a viernes en el instituto, necesita de adultos que le escuchen, que le cuestionen, que le orienten.

No me sirven las excusas del tiempo ahora que lo tenemos; tampoco que son mayores o que sea una ley de tal o cual partido político. No entiendo porqué un tutor de un alumno no ha hablado con él, si quiera en un recreo, ¡qué menos! La cultura educativa imperante en los institutos sigue sin reconocer el papel educador de todo profesor y eso es muy preocupante. Toda reforma educativa que obvie este aspecto y toda práctica educativa que intente circunscribirse sólo a la mera transmisión de conocimientos, se topará de bruces una y otra vez con los mismo problemas.

PD. Sólo tengo buenos recuerdos de aquellos profesores que hablaron conmigo y me ayudaron a conocerme a mí mismo. El resto los he olvidado, afortunadamente.

 

Imagen: No Going Back bajo Licencia CC.

 

Sexo y adolescentes

En España la Escuela no hace educación sexual. Al menos así lo recogen los estudios y lo muestra el excelente documental “Hablando de sexo con adolescentes” de Documentos TV emitido el 5 de mayo en La 2 de TVE.

El documental está basado en el testimonio de 100 adolescentes y recoge sus opiniones así como las de expertos en educación sexual. Algunas de las cifras que muestran son para preocuparnos:

  • Más del 50% de los jóvenes no ha recibido información sexual en la Escuela
  • España no tiene suficientes centros de planificación, según los criterios de la OMS
  • El 90% de los adolescentes afirman que no tendrían tantos problemas con su sexualidad si tuvieran más información
  • España duplica el número de abortos en adolescentes que Estados Unidos

El tema de la educación sexual tiene su complejidad porque la mayoría del profesorado no se siente preparado para abordarlo. De esta forma dejamos que sea Internet o las revistas para adolescentes los que hagan esa función, evidentemente, mal hecha. Los programas que se realizan en el ámbito de la tutoría son, en muchos casos, orientados a la prevención de embarazos no deseados pero no a una auténtica educación sexual.Por otra parte, los contenidos relacionados sobre sexualidad en los programas se limitan a la parte biológica: aparatos reproductores, órganos, etc. de modo que no se aborda ni la afectividad ni el sexo en las aulas.

Desde mi punto de vista, la educación sexual debe afrontarse desde la Escuela, en Secundaria, pero con la formación adecuada del profesorado; una carencia más en algo importante. A ver si el nuevo ministro de Educación, el Sr. Gabilondo, lo afronta en su agenda.

Os dejo con el vídeo “Hablando de sexo con adolescentes”.

Buenas prácticas en el uso de la tecnología

El próximo 28 de octubre se celebrará en Madrid una Jornada sobre buenas prácticas para la infancia y adolescencia en el uso de la tecnología. La Jornada está organizada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, en concreto por la entidad pública Red.es.

Entre los ponentes encontraremos a representantes de organizaciones de protección y defensa de la infancia como Protégeles, Unicef o Pantallas Amigas, así como la Plataforma de Organizaciones para la Infancia que engloba a un montón de organizaciones que trabajan con infancia y juventud.

Por parte de la representación institucional en la mesa sobre buenas prácticas en el uso de la tecnología desde las administraciones públicas, muy nutrida por cierto, estarán representadas las Comunidades de Castilla-La Mancha, Asturias y Andalucía, además del Ministerio de Educación.

Me sorprende, desde luego, la ausencia de representantes del mundo educativo y de blogueros de reputada experiencia que tendrían mucho que aportar en esto de las buenas prácticas.

La cuestión de fondo es desde luego absolutamente interesante, tanto que después del Encuentro de Santiago, con la ponencia de Tíscar sobre alfabetización digital crítica, tengo la idea de trabajar con las familias de mi centro este tema en un par de sesiones formativas.

La semana pasada, sin ir más lejos, con un grupo de 3º de ESO, estuvimos hablando de las painas web que frecuentan. Desde luego, tuenti se lleva la palma, pero no es la única. Vota mi cuerpo, en la que los usuarios (adolescentes y jóvenes) suben sus fotos para que sean votadas y comentadas o Sexy o no, en la que las fotos son explícitamente de contenido sexual así como otras muchas son habituales entre nuestros adolescentes sin que las familias sepan qué tipo de contenidos hay en esas webs ni qué información intercambian sus hijos. Como existe, además, una enorme brecha digital entre unos y otros, la formación de los adolescentes y sus familias, se antoja imprescindible.

Los adolescentes, además, confían en las restricciones de privacidad pensando, por ejemplo, que las fotos no se pueden descargar, o que su dirección de mensajería instantánea sólo la ven los interesados. Cuando en clase hicimos un par de pruebas para ver cómo se podían descargar las fotos supuestamente protegidas y extraer otra información personal, se quedaron perplejos.

Así que una jornada de este tipo está bien, con su aperitivo y todo, pero mejor estaría una formación intensiva y general para todos los docentes y educadores, así como para sus familias, ya que estamos ante nuevos retos fruto de una situación nueva.
Imagen: FlickrCC