Los Afar

Hernán Zin, el periodista del diario 20 minutos nos ofrece en esta quinta (y por ahora última) entrega de la serie Un día más con vida, un reportaje sobre los Afar, un pueblo nómada adricano que vive en sus propias carnes las consecuencias del cambio climático sin tener responsabilidad alguna en el mismo.

Los Afar son desde hace más de mil años los habitantes de la franja de desierto que se extiende tanto en la zona oriental de Etiopía como en Eritrea y Djibuti. Pastores nómadas, comenzaron a convertirse al islam tras el primer contacto con comerciantes árabes en el siglo X. Se los distingue a simple vista por su cabello en tirabuzones y sus grandes cuchillos curvos. Su prenda principal es el “sanafil”, una suerte de falda que tradicionalmente variaba de color según el sexo.

En Etiopía alcanzan el millón y medio de habitantes. Hacen sus chozas, llamadas “ari”, con ramas y telas, que mueven regularmente en busca de fuentes de agua para sus animales, en especial durante la temporada seca. El conjunto de chozas, núcleo de cada comunidad, recibe el nombre de “burra”.

En estos tiempos de crisis energética global y crisis ecológica, algunos sufren más que otros.

No lo olvidemos.

Pincha el enlace para ver el vídeo.

Los Afar

Cristina

Tercera entrega de la serie de Hernán Zin, Un día más con vida. Este capítulo habla de la vida de Cristina, una joven que malvive en las calles de Johannesburgo, una urbe de 7 millones de habitantes donde la violencia y la pobreza van de la mano. Cristina sufre la doble condición de víctima por ser pobre y por ser mujer, sin más ayuda que un centro de acogida para mujeres que viven en la calle.

Como los capítulos sobre Kibera y Calcuta la serie es un recurso para acercarnos a los olvidados del planeta, en este caso de Sudáfrica. Para el área de Ciencias Sociales o las tutorías.

A pesar de los elementos

Class, originally uploaded by Living in Kuito.

Foto de Rafaela Printes bajo licencia CC.

Ni techo. Así son buena parte de las escuelas africanas. Esta es de la República de Angola, en Kuito. En Angola sólo el 42% de la población está alfabetizada pero sólo el 1% tiene estudios superiores. Los estudios de Educación Secundaria alcanzan el 19% de la población. No hay maestros suficientes para poder escolarizar a todos los niños; escuelas, tampoco.

Ya están en Nigeria los portátiles de 100$

Los portátiles de 100 dólares del Proyecto One Laptop Per Child (OLPC) han echado a andar en Nigeria como podemos ver en esta noticia de news.com con versión en castellano por Traducciones Libres. La presentación ha venido de la mano de Khaled Hassounah, el responsable del Proyecto OLPC en África. El Proyecto, que ya ha sido comentado en este blog, lo desarrolla Nicholas Negroponte y veteranos del Media Lab del MIT.

Me produce una emoción especial ver las primeras imágenes de los portátiles en acción en una escuela africana, en Nigeria, en una escuela en la que lo más parecido a un ordenador era el dibujo de la pared que podéis ver en las fotos del enlace de news.com.

Por cierto, España no se ha sumado al proyecto al que países como Uruguay o Rwanda ya han dado el sí.
Recursos: página oficial, wiki y vídeos.

Yo solo no cambio el mundo

– “Profe, yo solo no voy a cambiar el mundo”

Así respondía uno de mis alumnos esta mañana en clase cuando hacíamos un debate después de ver el vídeo de la entrada de ayer sobre la guerra en Sierra Leona y los diamantes. Aunque el vídeo les ha impactado y los datos que ofrecía en la entrada eran contundentes, resultan curiosas alguna reacciones.

INDIFERENCIA. Dos de mis alumnos expresan indiferencia ante lo que hemos visto y hablado. Es verdad que el negocio de los diamantes está relacionado con algunas de las guerras de África, dicen, pero si tuvieran que comprar diamantes, seguirían haciéndolo. Por supuesto, seguirán comprando Perca en la pescadería. Alguno me decía, “profe, no quiero saber nada de estas cosas”…
ASOMBRO Y PERPLEJIDAD. Para muchos de mis alumnos conocer otras realidades produce asombro y perplejidad. No en vano, el fútbol, la programación rosa y los shows de “telerealidad” copan las parrillas de la televisión. De otro lado, el messenger, youtube y myspace copan buena parte de su tiempo en Internet, y no precisamente con cuestiones sociales. El resultado es el mismo: tienen muy poca información de las realidades del mundo en que vivimos y tienen muy poca capacidad de analizar y criticar lo que otros nos transmiten a través de los distintos medios.

RABIA, INDIGNACIÓN. Para los menos, la rabia y la indignación han sido los sentimientos mayoritarios. Se rebelan ante la situación que hemos visto y relacionan los hechos y actitudes personales con un cambio en la situación. Estos alumnos piensan que pequeños hechos sí pueden cambiar el mundo.

Un comentario mío anterior habla de cómo se ven los jóvenes españoles. Desde luego que en mi clase parace que la encuesta se corresponde con la realidad a juzgar por sus opiniones expresadas respecto a los temas sociales: encontramos mayoritariamente jóvenes integrados y retraídos (la mayoría), vemos algún ventajista/disfrutador y también algún alternativo, estos dos últimos grupos presentes de manera minoritaria.

El debate no está cerrado y continúa la próxima semana…

¿podemos cambiar el mundo?

Diamantes ensangrentados, niños soldados y San Valentín

Lo siento pero se me atraganta San Valentín. Creo que es un ejemplo de fenómeno comercial, así que voy a hablar de cosas importantes en las que podemos ayudar a cambiar este mundo haciendo click.

Amnistía Internacional denuncia el escaso apoyo político para acabar con el reclutamiento de los niños y niñas soldados y favorecer su integración social, con motivo del Día Internacional Contra el Uso de Niños y Niñas Soldados que se celebró el lunes, la Coalición Española Para Acabar con la Utilización de Niñas y Niños Soldados insta a la comunidad internacional a cumplir los compromisos asumidos en materia de protección de las niñas y niños frente al reclutamiento de menores por parte de grupos y fuerzas armadas. El caso del Congo es paradigmático con más de 30.000 niños y niñas en poder de las fuerzas armadas y grupos rebeldes de ese país.
Por otra parte, Chema Caballero, misionero javierano que dirigió en Sierra Leona un centro de reinserción y rehabilitación de Niños y Niñas Soldados, denuncia que miles de niños son utilizados como carne de cañón en los conflictos olvidados de África. Si quieres más información sobre Sierra Leona y la labor de Chema Caballero con los niños soldado, pincha en este icono chema.JPG

Por cierto, la guerra en Sierra Leona estaba financiada por las compañías occidentales que explotaban sus diamantes. ¿Curioso, no? Una película en cartel, Diamante de Sangre denuncia esta situación. Una buena película con Leonardo di Caprio comprometido con la causa africana.

Hoy Amnistía Internacional nos recuerda que los diamantes siguen siendo la principal fuente de financiación en algunas de las guerras olvidadas de África a pesar de la existencia de un Proceso Kimberley para regular el comercio de diamantes.

Cuesta imaginarse una guerra. Aquí dejamos un vídeo para comprobarlo. Advierto que las imágenes son muy duras, pero son absolutamente reales. Por su puesto, no compraré nunca diamantes.

Perca del Nilo

¿Sabes que el pescado más barato de la pescadería es del lago Victoria en África y se llama Perca del Nilo aunque es vendido como mero? No es el único, pero lo curioso es que los africanos de Uganda, Tanzania y Kenia que comparten las orillas del lago sólo pueden comerse las raspas porque los filetes se exportan diariamente, principalmente a Europa.

Los aviones rusos que traen el pescado a los países europeos aprovechan el viaje de regreso a África para llevar armas a la región, en un curioso intercambio de armas por comida: nosotros, europeos, nos traemos la comida y a ellos les llevamos armas. ¡Ayudemos al desarrollo de los africanos!
Una excelente película, La pesadilla de Darwin, de Hubert Sauper del año 2004, denuncia esta relación entre el comercio de pescado hacia Europa desde el lago Victoria y el tráfico de armas. La he visto hace poco y es estremecedora.

Para quienes no la hayan visto, podéis descargarla en Dailymotion:

La pesadilla de Darwin parte I

La pesadilla de Darwin parte II

Ya sabes, mira la etiqueta al comprar el pescado para evitar que la pobreza y la guerra se extiendan aún más en la región.¡Ya no compro mero en la pescadería!