La orientación que queremos

El 22 de octubre de 2015 celebramos un hangout sobre orientación llamado “la orientación que queremos” de la mano de Jesús Hernández, del blog Crea y Aprende con Laura. En el mismo participamos los orientadores Alberto del MazoClaudio CastillaMónica Diz, Mercedes Ruíz, y servidor, con la moderación en las redes de Inma Contreras. Os recomiendo echar un vistazo a los blogs de todos los participantes en sus enlaces.

Agradezco a Jesús la oportunidad de participar en el mismo y os dejo con la videoconferencia completa por si os interesa el tema. En la misma abordamos las cuestiones siguientes:

  • Cómo están los orientadores en los centros. Qué piden los claustros, cómo se integran, cómo se relacionan
  • El orientador como agente de cambio o catalizador del mismo. El abanderado o el tonto de la bandera
  • Tareas, funciones del orientador. Diferencias en Infantil, Primaria y Secundaria, principalmente
  • El trabajo en Equipos de Orientación vs el trabajo dentro de los centros educativos
  • La composición del equipo de orientación. Quiénes deben estar
  • ¿Más tiempo para atención directa o más orientadores en los centros?
  • Las tareas del orientador. De paquistaníes a chicos para todo
  • ¿Trabajar con el Equipo Directivo o en el Equipo Directivo?
  • El papel de la Red como espacio de colaboración e intercambio de orientadores
  • El abandono de la Administración educativa. La falta de medios, visión, legislación y actualización del sistema de orientación

 

Os dejo algunas notas que hice para ordenar mis ideas en el hangout sobre algunas cuestiones relativas al mismo, momentos antes y durante la realización del mismo. Espero que os resulte interesante.

Situación actual de la orientación. Puedes leer esta entrada para más detalles.

IMG_20151022_2046532

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ámbitos de trabajo del orientador. Atención a la diversidad e inclusión, tutoría, orientación académica y profesional y, convivencia.

IMG_20151022_2005332

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 

El equipo de orientación ideal y sus tareas principales. Diagnóstico, intervención, docencia, coordinación con servicios comunitarios y asesoramiento.

IMG_20151022_195838.2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sobre el rol del orientador. Escucha, trabajo en común, búsqueda de soluciones, generación de procesos de cambio…

IMG_20151022_1958522

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 

Mis herramientas preferidas de trabajo: mesa redonda (con chuches, papel en blanco y plumas), dispositivos electrónicos y los cafés. Las TIC son imprescindibles como para cualquier profesión pero son invisibles aunque es necesario abordar el adelgazamiento digital en nuestros alumnos y quizás nosotros mismos.

IMG_20151022_230519

La puntilla


La Comunidad de Madrid tiene previsto convocar este año oposiciones a Secundaria saltándose la practica de convocarlas alternando con las de Primaria.
La oferta en total podría ser de 80 plazas en Secundaria, siendo 8 plazas las reservadas a la especialidad de Orientación Educativa. Otras especialidades no salen mejor paradas, excepto Inglés; que el total sea de 80 invita a la carcajada y al sonrojo, ya que ni si quiera se cubren las plazas a las que obliga la absurda tasa de reposición aprobada por el Gobierno de España. Recordemos que los recortes en los funcionarios públicos fueron, por un lado, el sueldo y, por otro, no reponer más que el 10% de las plazas que quedaran vacantes. Sólo las fuerzas armadas y los cuerpos de seguridad del Estado cubren las plazas sin problemas alguno. Al resto, nos toca trabajar más y cobrar menos, como tantas personas como consecuencia de la crisis.
El curso pasado en Madrid se llamaron a unos 240 orientadores de las listas de interinos, aquellos que no obtuvieron plaza, para cubrir plazas vacantes de orientación en los diferentes centros o equipos. Si añadimos las plazas suprimidas en los últimos cinco años por jubilaciones y supresiones (los institutos llegaron a tener dos orientadores en su inmensa mayoría) podemos llegar a cifras que, al menos, doblan o incluso triplican esos 240 orientadores. Dicho de otro modo, hacen falta muchos orientadores en el sistema educativo madrileño.
En Madrid la atención a la diversidad está mal vista; la orientación, se tolera como mal menor, pero se la desprecia.
Somos un colectivo, el de los orientadores, que realiza un trabajo especializado en el sistema educativo. La UNESCO habla del derecho a la orientación de los alumnos y una ley tan denostada como la LOGSE reconocía a la orientación como uno de los factores de calidad del mismo. ¿Pero no era una ley mala?
Repasad la LOMCE y sacad conclusiones sobre el papel de la orientación en la misma. No es que cualquier tiempo pasado fuera mejor, es que las leyes actuales nos llevan a los peores tiempos pasados y desprecian los avances científicos y sociales en el ámbito de la Educación.
Por si no lo sabéis, queridos lectores no docentes, para obtener una plaza en la enseñanza pública como funcionario, debes examinarte hasta que la obtengas de forma efectiva. Da igual que hayas aprobado un año pero no consigas estar entre los elegidos. Deberás volver a estudiar y examinarte hasta que lo consigas. En Sanidad, por ejemplo, no es necesario presentarse cada dos años ya que puedes trabajar de forma indefinida, aunque no tengas la plaza. Tendrás experiencia, algo que en Educación está mal visto, se conoce.
En fin, se incorporarán ocho nuevos funcionarios al Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria en la especialidad de Orientación Educativa.
Bienvenidos seáis, que la ilusión no os falte porque trabajo vais a tener de sobra.
Afortunadamente, el papel de los orientadores en los centros cada día es más valorado por los propios compañeros, por los alumnos y sus familias. Al menos yo siento el apoyo de mis compañeros, su aliento y su colaboración. Eso me da mucha energía y aliento para seguir.
La oferta de plazas públicas en Orientación Educativa es la puntilla a una situación que cada día va de mal en peor.

La orientación educativa a la deriva en Madrid


A pesar de que existen excelentes profesionales de la orientación educativa en la Comunidad de Madrid, la administración regional lleva años sin dar el soporte que los profesionales necesitamos para desarrollar nuestra labor y sin apostar por uno de los pilares de la calidad en el sistema educativo.
En la Comunidad de Madrid trabajamos orientadores en todas las etapas del sistema educativo, desde los Equipos de Atención Temprana, pasando por los Equipos Generales de Orientación hasta los Departamentos de Orientación en los institutos, Centros de Personas Adultas o centros de Educación Especial. Además, existen orientadores en los Equipos de Orientación específicos de Discapacidad Motora, Visual, Auditiva o de Trastornos Generalizados del Desarrollo.
No tengo las cifras oficiales del número de orientadores en los distintos centros y equipos, pero seguro que somos varios miles. Un colectivo cuyo trabajo especializado requiere de una formación específica, de un soporte de profesionales de reconocido prestigio en los niveles superiores de la Consejeria, y de una coordinación que permita desarrollar nuestro trabajo.
Son años los que llevamos en la Comunidad de Madrid sin tener una oferta específica de formación por parte de la Consejería de Educación a través del Centro Regional de Información e Innovación; son muchos los años que llevamos sin jornadas regionales de orientación promovidas por la Consejería o cursos oficiales de especialización (para actualizarnos debemos formarnos de forma privada) y son muchos los años que llevamos sin que existan departamentos especializados en la Consejería en la creación de materiales curriculares, convivencia, identidad digital o en la atención a la diversidad, o en orientación profesional, por citar áreas en las que en otras comunidades autónomas hay ejemplos de buen hacer.

Desperdicio del talento

En Madrid hay talento, hay profesionales de la orientación de reconocido prestigio, hay ejemplos de muy buenas prácticas. Hemos sido pioneros en Atención Temprana, en la integración de alumnado sordo o con Trastornos del Espectro Autista, tanto en Infantil, Primaria y Secundaria, por ejemplo. Hay ejemplos de colaboración con hospitales y centros de salud para la detección precoz de alumnado con discapacidad; con Salud Mental para el abordaje de trastornos graves de comportamiento a través de los Centros Educativos Terapueticos; hemos desarrollado un sistema de Unidades de Integración y Formación Laboral que han sido un ejemplo de éxito; se han realizado experiencias exitosas de escolarización combinada entre centros educativos ordinarios y de Educación Especial; hay una gran número de centros con experiencias de aprendizaje entre iguales o mediación para la resolución de conflictos… la lista de experiencias es interminable.
Podría seguir hablando de experiencias en las que los orientadores somos una pieza clave. Son experiencias de calidad en las que trabajamos con compañeros de centros y fuera de ellos., especialmente con los recursos comunitarios. En Madrid, se aplicó un modelo de orientación que utilizaba los recursos comunitarios como parte de un todo, promoviendo la coordinación entre los profesionales para un único objetivo: el desarrollo del alumno y su proceso educativo.
Pues bien, todo el trabajo de más veinticinco años de la orientación educativa en Madrid, todo ese background de experiencia y éxito se pierde con la llegada de jubilaciones y la ausencia de instancias en la Consejería que recopilen, difundan y promuevan esas prácticas. Tenemos una de las pocas Consejerías de Educación que, incomprensiblemente, todavía no tiene ni siquiera una página web especifica de orientación educativa con los recursos destinados a los orientadores. Incluso el Cuaderno Informativo de Orientación Profesional, una herramienta imprescindible para la orientación académica y profesional, sigue publicándose en formato pdf.

Leyes obsoletas

Uno de los reflejos de esta situación es la ausencia de legislación específica en Madrid en muchos de los campos descritos que hacen que sigamos trabajando con algunas leyes del Ministerio de Educación asumidas como propias por la Consejería. Una situación insólita en el panorama del resto de España donde cada Comunidad Autónoma ha ido desarrollando un modelo de orientación de acuerdo a sus propias peculiaridades. Sirva de ejemplo que en Madrid seguimos usando la Orden de Evaluación publicada en 1996 para la evaluación de alumnado con necesidades educativas especiales, a pesar de los avances científicos y los cambios sociales que ha tenido el propio concepto y la realidad del alumnado con necesidad de apoyo, con o sin discapacidad. Otro detalle. No existe un equipo específico de orientación para alumnos con discapacidad intelectual, el colectivo mas numeroso de lejos entre el alumnado con discapacidad en la Escuela.

Resignación y abatimiento

He visto en los últimos años mucho abatimiento y mucha resignación entre los profesionales de la orientación en Madrid. Esta justificada. Hasta para poder acudir a un congreso de actualización científica tenemos problemas ya que la normativa de permisos no contempla la asistencia a cursos de formación si éstos se realizan dentro del horario escolar.
Madrid, una Comunidad con recursos a la que le faltan personas para poder gestionarlos. A la que le faltan ideas, a la que le falta que alguien asuma la importancia del papel de la orientación educativa.
Realmente, la orientación importa.
Desarrollamos un trabajo imprescindible que habría que cuidar, como a los demás, desde luego, pero teniendo en cuenta algunas particularidades. Asistir a una reunión de coordinación con servicios sociales o a un curso de actualización sobre evaluación de dificultades de aprendizaje no es dejar de trabajar. Es hacer nuestro trabajo. Por cierto, que a esas reuniones vamos con nuestros coches sin recibir nada a cambio. Dudo que en la empresa privada alguien use su coche particular para el trabajo y no se remunere de alguna manera.
Por ultimo, los recortes. Afectan a todos los profesores, pero especialmente nosotros lo hemos notado. Nuestros alumnos, todavía más.
En la Comunidad de Madrid se incumplen todos los ratios respecto a presencia de orientadores en centros. También respecto a profesorado de apoyo.

Ilusión por el cambio

En fin. Escribo esto desde la ilusión en el cambio, desde la esperanza en que el próximo Consejero o Consejera de Educación, sea del partido que sea, ponga a la orientación educativa en su lugar, le dote de medios, prestigie el trabajo de los profesionales y aproveche la enorme experiencia y talento existente. Los orientadores estamos deseando ser escuchados y nos pondremos al frente de cualquier iniciativa que prestigie el trabajo que desarrollamos.
Desde luego, cuente conmigo.

Obesidad política

El Presidente de la Comunidad de Madrid dijo la semana pasada en la Asamblea de Madrid que el “único problema de malnutricion infantil en la Comunidad de Madrid es la obesidad“. Con esas palabras argumentaba la negativa a la apertura de los comedores escolares en las vacaciones navideñas, una propuesta realizada por la oposición política.
Desconozco los datos oficiales, que obviamente dicen que en Madrid no hay desnutrición, pero sé que en mi instituto damos un almuerzo a una veintena de alumnos, ya desde el curso pasado, y repartimos lotes de productos básicos tres veces al año para familias con graves problemas económicos.
Me consta que no es únicamente mi instituto, que por otra parte no tiene comedor escolar, por lo que sólo podemos facilitar almuerzos de la cafetería o productos envasados. Me consta que determinada clase política vive en las nubes, completamente ajena a la realidad social de los más pobres. No necesitamos datos oficiales para eso.

Hay mucha obesidad en esa clase política

Obesidad en sus gastos sin justificar, en sus sueldos, sus dietas, sus casas y áticos de lujo, en sus viajes, en sus excesos verbales, en sus tramas corruptas, sus vacaciones, sus puertas giratorias, sus trabajos privados, sus sobresueldos, sus comisiones… hay mucha obesidad política mientras que los centros educativos públicos apenas tenemos presupuesto para cubrir gastos, para poder comprar algunos ordenadores al año, pagar la calefacción, la luz y resto de suministros básicos, poco más.
Los cientos de miles de familias con todos sus miembros en paro, las personas que han sido desahuciadas, los parados, los inmigrantes sin asistencia sanitaria, los que se han marchado de España, los que sobreviven de la pensión de los abuelos, los que han vuelto a casa de sus padres, los que no tienen acceso a tratamientos sanitarios por ahorrar costes, los que han cerrado sus negocios, los que no pueden encender la calefacción… entenderán de lo que hablo.

Una comida caliente

Hay mucha desvergüenza y mucha ceguera para ignorar a tantas y tantas familias que lo están pasando tan mal que sus hijos, nuestros alumnos, no pueden comer caliente más que la comida del comedor escolar del Colegio. Lo sabemos quienes estamos en los centros escolares porque nos lo cuentan los padres, los alumnos, sus hermanos… menos las estadísticas oficiales, lo sabemos todo el mundo.

¿Veis por qué tenemos que ponerlos a dieta?

No seguiré callado

Apenas llevo unas semanas sin escribir en Educadores21 y lo echo tanto de menos que vuelvo a sentarme frente a la pantalla a seguir compartiendo retazos de mi vida, retazos del momento que vivo y de mis experiencias como educador en este siglo XXI tan convulso que nos toca vivir.

Escribir para mi es una terapia, es una necesidad, es una liberación. Escribo lo que vivo, lo que siento, lo que experimento en el aula y en la vida… pero también aquello que me gustaría vivir, sentir o experimentar, casi siempre desde una óptica educativa porque soy maestro por vocación y orientador, actualmente, de oficio.

Empecé a escribir en este blog por pura necesidad de compartir inquietudes que en mis centros de trabajo tenían poco o ningún espacio. Este hecho me ha dado tanto, me ha hecho sentir que educar merece la pena, que abandonarlo supone renunciar, supone tirar la toalla, admitir una derrota… ¡y no quiero sentirme así!

Corren tiempos muy malos para la Educación. Políticos de uno y otro signo desprecian la hermosa tarea educativa y se dejan llevar por el corto plazo para dejarnos sin medios, para no colocar a la Educación en las prioridades de su agenda. Es un error que pagaremos caro, como país y como sociedad. Ya les tocará rendir cuentas algún día.

Hoy me quiero reencontrar con vosotros para compartir que estos casi tres meses de curso en Madrid han sido los más difíciles de toda mi vida profesional. Nunca antes, las decisiones de unos políticos me habían afectado tanto y habían supuesto, de hecho, de un cambio en el modelo de orientación que tantos años ha costado construir y que, desde luego, necesita urgentes reformas pero no dinamitarse.

Trabajo como orientador en un centro de Secundaria de Fuenlabrada, en una zona socialmente desfavorecida muy castigada por el paro. En los últimos años, coincidiendo con el estallido brutal de la crisis, en el Departamento de Orientación que dirijo he perdido profesorado imprescindible como el Trabajador Social o los profesores de apoyo del alumnado con necesidades de compensación educativa. Los alumnos siguen estando, las familias están peor que antes, los problemas sociales nos desbordan pero para la administración educativa esto no cuenta. No les importa nada más que los números pero yo trabajo con los alumnos y sus familias, no con números. Esas familias castigadas por el paro que vienen con vergüenza a pedir ayuda porque no tienen para pagar los libros de texto; esos alumnos que nunca vienen a las actividades extraescolares porque no tienen dinero; esas familias destrozadas por problemas de alcohol, separaciones… en tiempos de crisis, las tragedias personales aumentan y esos alumnos vienen a mi instituto.

Porque como bien dice Toni Solano, en mi instituto caben todos ellos con sus enormes diferencias aunque sea muy difícil aplicar la pedagogía, como dice Joselu.

La crisis es muy dura, nos dice la Administración, y tenemos que ser solidarios aunque una administración que echa balones fuera es la primera insolidaria. Las instrucciones de este curso y la Orden de Tutoría desprecian el trabajo del Departamento de Orientación. Nos recortan los profesores, nos recortan los espacios de coordinación y de trabajo, nos dejan sin capacidad de desarrollar los programas educativos aunque las demandas de intervención aumenten día a día. Resultado: estamos desbordados y no podemos seguir trabajando como antes, desarrollando programas preventivos, trabajando de forma sistémica para buscar soluciones a los problemas educativos. Ahora las intervenciones sólo se coordinan con buena voluntad, en espacios de recreo, por correo electrónico… sin tiempos para analizar, tomar decisiones, trabajar en común. ¡¡Han destruido el modelo de trabajo!!

Nos quieren hundidos, callados, amordazados. Pueden trasladarnos de centro o abrir expedientes… No lo van a conseguir, no van a poder con nosotros.  Si de algo está sirviendo esta crisis es para poner de manifiesto que estamos muy unidos, que hay una gran vocación y compromiso por el trabajo educativo. Respecto a mi, sólo recibo apoyo y cariño de mis compañeros y de vosotros.

En torno a la Mareaverde seguiremos luchando por mejorar y dignificar la Educación Pública de Madrid. La lucha será larga, hay que tomar fuerzas.

Podrán gobernar a partir del 20 de noviembre y recortar más, cambiar de nuevo la Ley Orgánica de Educación o hacer demagogia sobre el modelo educativo de calidad, como dice Aguirre. Pueden decir cualquier cosa que, al menos en Madrid, ya sabemos lo que significa calidad, igualdad de oportunidades y optimización de recursos. Total, el Estado sólo debe limitarse a instruir, lo de educar lo dejamos para la familia. ¡¡¡Por eso tenemos religión en la Escuela!!!

Lo curioso, es que esta medicina sólo se aplique para la Escuela Pública.

Os dejo con un vídeo magnífico de Extrechinato y Tú, una unión de algunos componentes de Extremoduro y Platero y Tú con el poeta Manolo Chinato. Un disco absolutamente recomendable.

¡Me voy a hacerme el sombrero!

Los recortes de Aguirre

La Comunidad de Madrid publicó en julio de 2011 unas instrucciones de principio de curso (2011-2012) y una Orden de tutoría que suponen el golpe de gracia a la Educación Secundaria Pública Madrileña al dejar en la calle a 3000 profesores interinos de Secundaria, trastocar el funcionamiento de los centros y suprimir el modelo de orientación en Secundaria que llevaba casi veinte años en funcionamiento. En los últimos años, la Comunidad de Madrid ha ido disminuyendo el gasto educativo por alumno hasta situarlo en el más bajo de España, dejando en la calle a miles de profesores, rechazando firmar el Programa Escuela 2.0 con el Ministerio de Educación aduciendo problemas de salud y, en general, destinando el dinero de forma preferente a la enseñanza concertada, bien regalando suelo público para la construcción de colegios aunque segreguen por sexo o modificando la adscripción para que puedan elegir las familias los centros concertados, bien mediante las desgravaciones en el impuesto sobre la Renta. Asistimos a una agresión sin precedentes que, de hecho, condena a la Enseñanza Pública a ser subsidiaria de la enseñanza privada destinada a quien pueda pagarla. Años de recortes educativos en Infantil, Primaria y ahora Secundaria y Formación Profesional, dejan en tela de juicio la afirmación de que la Comunidad de Madrid es un buen lugar para nacer gracias a sus estupendos servicios públicos. Sólo en publicidad la Comunidad de Madrid ha gastado desde 2007 más de 750 millones de euros. Que no nos cuenten milongas, por favor.

Imagen: Escolar.net

Quiero recordar a los lectores de este blog, que los docentes de secundaria, como es mi caso,  llevamos desde 2010 con una bajada del 7,5% del sueldo y una bajada del 35% de las pagas extraordinarias. Además del recorte en sueldos, la Comunidad de Madrid paraliza la dotación de infraestructuras en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y reduce el gasto en formación del profesorado. El presupuesto en Educación Pública en Madrid cae un 4,8% mientras que en la privada-concertada sube un 0,7%. El total de dinero que se destina a la enseñanza privada-concertada a través de las desgravaciones en el impuesto sobre la Renta asciende a 90 millones de €.

Siendo graves estos hechos, es todavía más grave la campaña de desprestigio orquestada en el gabinete de comunicación del Partido Popular de Madrid contra los docentes de la Escuela Pública. Primero la Presidenta de la Comunidad, la Sra. Aguirre, echa a la opinión pública contra el profesorado argumentando que nos quejamos por trabajar sólo dos horas más. Luego, la Sra. Botella dice que los funcionarios del Ayuntamiento trabajan más que nosotros. Después, la Sra. Figar, Consejera de Educación y Empleo,  dice de nosotros que somos quienes acosábamos a los peregrinos en agosto y acusa a los antisistemas y radicales de manipular las asambleas de profesores de los centros. El Sr. Rajoy, presidente del Partido Popular y candidato a presidente del Gobierno, dice que trabajar dos horas más no afecta a la calidad de la enseñanza… Podría seguir con las declaraciones de dirigentes del Partido Popular, para muestra un botón.

Estoy tan enfadado que quiero expresar en este espacio personal que sufrago con mi dinero, la opinión que tengo de todo lo que está pasando, aportando mi granito de arena para desmontar las mentiras y falsedades de la Comunidad de Madrid. No estoy en ningún partido político, no estoy sindicado, no soy antisistema, sólo soy un profesor de Secundaria que ha cometido el delito de estudiar dos carreras, pasar una dura oposición, trabajar muchas horas a la semana para mi centro, estar en la Junta Directiva de una asociación de profesores innovadores como es Aulablog y, en general, volcar todo mi esfuerzo profesional en la mejora de la Educación.

POR QUÉ LAS INSTRUCCIONES SON TAN IMPORTANTES

Para quien no trabaje en un centro de secundaria no entenderá que los profesores que cada curso estamos en el centro escolar dependemos del número de alumnos que se prevé que tengamos en el mismo. En función de esas previsiones, la Inspección otorga un cupo de profesores en el mes de julio que desarrollarán su labor docente a partir de septiembre. Es muy importante, por tanto, conocer el número aproximado de alumnos matriculados para distribuir el horario del profesorado entre los diferentes departamentos y así poder ofertar los servicios que se dan en los centros que NO SE REDUCEN EXCLUSIVAMENTE A DAR CLASES. En este sentido, con esos profesores y sus horas correspondientes, se organizan las horas en las que se abre la biblioteca del centro (para el préstamo de libros o para hacer trabajos o consultas), las guardias (para sustituir al profesorado que está enfermo o para vigilar los recreos), los desdobles de las asignaturas (que son hacer grupos más pequeños de una misma clase para enseñar adaptándose a los distintos niveles de los grupos, por ejemplo en Inglés), las reuniones de coordinación de profesores (los tutores se reúnen todas las semanas con el orientador, o todos los profesores de una misma clase), los grupos de trabajo (profesores que llevan a cabo planes de mejora en los centros, seminarios de profundización o actualización), la preparación de actividades extraescolares, los talleres (en algunas asignaturas se separan los grupos para dar talleres más prácticos en grupos más pequeños) o los laboratorios (requiere que el grupo se divida y una parte vaya al laboratorio mientras el resto se queda en clase). Las instrucciones de este curso suprimen, las horas de dedicación del Coordinador TIC, además de las reducciones docentes de todos los jefes de departamento y hacen imposibles ofertar la mayoría de los servicios que acabo de enumerar.

CONSECUENCIAS EN MI CENTRO

En nuestro centro, las instrucciones van a tener repercusiones muy específicas. Somos un centro bilingüe en inglés con alumnado con discapacidad motora, además de Bachillerato de Artes. Tenemos 24 grupos, uno más que el curso anterior,  incluyendo un PCPI de Administración. Tenemos también alumnado inmigrante que había sido atendido hasta ahora en grupos específicos de Lengua y Matemáticas por profesorado de compensatoria. Veamos más en detalle las consecuencias concretas por departamentos.

DEPARTAMENTO DE ORIENTACIÓN

Supresión de las horas de coordinación de tutores con lo que no se podrá supervisar el desarrollo del Plan de Acción Tutorial. Pérdida de medio profesor de compensatoria que imposibilita el apoyo en grupos específicos de Lengua y Matemáticas. El año pasado perdió medio profesor de apoyo y el segundo orientador. El año anterior perdió otro profesor y el anterior el Trabajador Social. El año pasado se suprimió la optativa de Psicología. La atención a alumnado con necesidades educativas especiales va a ser mínima, sin llegar a dar las sesiones de apoyo necesarias. Mayor dificultad en atención al alumnado con dificultades o en la coordinación con Servicios Sociales.

DEPARTAMENTO DE INGLÉS

A pesar de que éste es un centro bilingüe, hay un profesor menos que el año pasado y no hay posibilidad de hacer desdobles en ningún grupo. Se pierden las horas apoyos alumnos con materias suspensas de otros cursos. Únicamente se atienden a 4º de Diversificación (en 3º no es posible).

DEPARTAMENTO DE CIENCIAS NATURALES

Se ha perdido la posibilidad de hacer desdobles de laboratorio, fundamentales para las asignaturas de Ciencias. No se pueden dar clases de recuperación de materias suspensas. Se pierde la Profundización de Biología. Se reduce el número de salidas extraescolares que se pueden realizar.

DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN FÍSICA

Pierde medio profesor. Se pasa de dos profesores y medio a dos profesores.

DEPARTAMENTO DE TECNOLOGÍA

Pierde medio profesor. Se pasa de dos profesores y medio a dos profesores.

DEPARTAMENTO DE DIBUJO

Se pierde un profesor a jornada completa y en su lugar llega un profesor con un tercio de jornada.

DEPARTAMENTO DE MATEMÁTICAS

Se mantienen en cinco profesores, pero pierden horas y no pueden dar una clase de Refuerzo de Matemáticas y se suprime la Profundización de Matemáticas en Bachillerato.

DEPARTAMENTO DE LENGUA Y LITERATURA CASTELLANA

Se pierde un profesor. Se suprimen las asignaturas optativas de Literatura Universal y de Teatro.

DEPARTAMENTO DE FÍSICA Y QUÍMICA

Se pierde un profesor. Todas las materias de Física y Química excepto una las asume un solo profesor. Imposibilidad de hacer desdobles de laboratorio, ni dar clases de materias pendientes al alumnado. Supresión de Profundización en Bachillerato, usada para preparar la Selectividad.

DEPARTAMENTO DE FRANCÉS

De 1,5 profesores se pasa a 1,3. Supresión de la hora para atender a alumnado con materias suspensas.

DEPARTAMENTO DE MÚSICA

Reducción de medio profesor. Supresión del coro de alumnos del instituto.

DEPARTAMENTO DE CIENCIAS SOCIALES, GEOGRAFÍA E HISTORIA

Se pierde medio profesor (pasa de 8 a 7,5). Los profesores que quedan deben dar materias afines (que no son de su especialidad).

DEPARTAMENTO DE FILOSOFÍA

Había un profesor a jornada completa, que queda reducido a un profesor a media jornada.

Ahora, que venga la Consejera a explicar que la calidad de la Educación no se va a resentir. Simplemente es mentira.

Sigue la evolución del conflicto en Twitter a través de los hashtag #profesoresinEsperanza y #mareaverde

Imágenes de la concentración frente a la Consejería el miércoles 7 de septiembre de 2011 de Víctor Cuevas

Tutoría: crónica de una muerte anunciada

Con estupefacción compruebo que es cierta la noticia de El País sobre la supresión de la tutoría en Secundaria en la Comunidad de Madrid para el próximo curso 2011-12. Nuestra Consejería de Educación ha decidido acabar con la hora lectiva de tutoría en todos los cursos de Educación Secundaria Obligatoria (antes el Ministro Gabilondo del PSOE había hecho lo mismo con la tutoría de Bachillerato para poner Religión en su lugar) para que los centros decidan, según sus necesidades, ofertar Lengua, Matemáticas e Inglés. Hasta aquí la información, pincha al final de la entrada para ver las Instrucciones de la Consejería de Educación).

Cuando la LOGSE recogió en su preámbulo y su articulado la importancia y el valor de la tutoría y la orientación como un factor de calidad del sistema educativo, en los centros de Secundaria se establecieron por vez primera en España planes específicos para todo el alumnado (importante matiz)  con tres ejes de intervención: Acción Tutorial, Orientación Académica y Profesional y Apoyo al Proceso de Enseñanza y Aprendizaje. La LOGSE, de cuyos errores prefiero no hablar y sí glosar ahora uno de sus aciertos, establece un modelo de trabajo sistémico entre todo el profesorado tutor junto con el orientador y jefatura de estudios que permitía abordar el hecho educativo desde múltiples perspectivas y, en particular, la tutoría. Este enfoque se aborda desde el trabajo cotidiano en las aulas a través de un eficaz sistema de coordinación y asesoramiento. Siempre sujeto a mejoras, en mi experiencia como orientador desde 1998, la tutoría ha servido para poder encauzar adecuadamente los procesos educativos que se dan en las aulas: gestión de conflictos, aprender a convivir, aprender a ser personas… En ese espacio privilegiado de tutoría, además, hemos trabajado desde la Eduación Sexual hasta la prevención de drogodependencias, pasando por la conciliación de la vida familiar o el tratamiento de los roles en la adolescencia. Como podéis ver, se trata de contenidos muy específicos impartidos en muchas ocasiones con el apoyo de profesionales expertos ajenos al centro que desarrollan estos programas bajo la coordinación del Departamento de Orientación y los propios tutores. Por si fuera poco, en la tutoría, en la hora lectiva, de desarrolla el Programa de Orientación Académico y Profesional, de extraordinaria importancia a partir de 3º de ESO en adelante, incluyendo Bachillerato.

Pero la tutoría es más, mucho más. El profesor tutor, una figura de máxima importancia en el centro educativo, es el contacto directo con las familias y el coordinador de las sesiones de evaluación o reuniones de seguimiento de su grupo de alumnos. Es el tutor, como figura de referencia para familias y los propios alumnos para el centro educativo, quien conoce más de cerca a cada alumno de su grupo y quien hace circular las informaciones sobre su contexto familiar o social que sean relevantes para su proceso de aprendizaje. Además, tiene una serie de obligaciones legales inherentes a su cargo: gestión de comunicaciones con las familias, puesta de notas, gestión de incidencias… En definitiva, un profesor tutor que haga su trabajo con profesionalidad, tiene una enorme y complicada tarea derivada del proceso educativo (gestión de conflictos, emociones, desarrollo de planes, cuestiones administrativas…) que hicieron en estos años pasados considerar que tuviera alguna compensación por un trabajo extra que no está pagado económicamente.

En este mismo blog puedes encontrar más información sobre las funciones del tutor en Secundaria y Bachillerato. Creo que estas funciones se pueden actualizar (pincha en la imagen para verlas todas), pero en ningún caso suprimir mediante la supresión misma del concepto de tutoría y la mera consideración de que todo lo que acontece en las aulas es mera instrucción. Lamentablemente, volvemos a dar un paso de cuarenta años atrás. ¿Os podéis imaginar que en los países nórdicos se suprimiera la tutoría y la figura del tutor? Yo no, pienso que las sociedades avanzadas lo son porque poner en valor algunos aspectos al margen de la situación económica coyuntural precisamente por el convencimiento de que apostar por la Educación es la mejor inversión que puede hacer un país para salir adelante ante cualquier crisis, presente y futura.

No quiero abundar más en argumentos psicopedagógicos sobre la defensa de la tutoría. Sólo pienso en los hijos de esos políticos que ahora deciden suprimir ese espacio. Les haría algunas preguntas:

  • ¿Cómo van a conocer a sus hijos los profesores en el Instituto sin un espacio específico para ello?
  • ¿Cómo van a trasmitir al profesorado cualquier información relevante sobre sus hijos: una enfermedad, una situación social, etc…? ¿Quedarán con cada profesor uno a uno?
  • Cuando sus hijos tengan algún problema de convivencia en clase. ¿Esperan que se resuelva sólo con la aplicación de sanciones? ¿Si no saben quién es el responsable, cómo actuarán?
  • ¿Cómo se articularán medidas para seguir el proceso de aprendizaje de sus hijos? ¿Asignatura por asignatura, sin coordinación ni conexión entre unos profesores y otros?
  • Si sus hijos tienen alguna necesidades especial, ¿cómo harán para que el resto de los compañeros del grupo lo acojan, acepten y quieran? ¿Por generación espontánea?
  • Si sus hijos tienen algún problema con algún profesor. ¿Cómo lo abordarán, se lo dirán al Director?
  • Si es necesario que todos los profesores tomen alguna medida educativa consecuencia del proceso de aprendizaje, ¿cómo esperan que se tome si no existe una figura que coordine las mismas? ¿Esperan que un orientador con una varita mágica “solucione los problemas”?
  • ¿Cómo van a conseguir que sus hijos aprendan contenidos que no son los curriculares pero que les sirven para la vida? ¿Harán en casa ustedes prevención del consumo de drogas o educación sexual, por ejemplo?
  • ¿Cómo les van a orientar para tomar decisiones relacionadas con su vida académica y profesional?

Seguiría haciendo preguntas de algo que sucederá a partir de septiembre. Es muy sencillo: volvemos a un modelo de educación instructivo y anacrónico, en el que sólo se valora la adquisición de contenidos porque se parte de una concepción del alumnado como mentes vacías que hay que llenar, en un contexto en el que la convivencia y las relaciones están dominadas por la aplicación de sanciones en vez de la gestión de los conflictos. Un modelo en el que la autoridad es del profesor y en el que el alumnado debe tener, per se, una motivación para aprender pasivamente materias durante seis o siete horas diarias, preferiblemente sentado en pupitres individuales. Este modelo está sacado de las películas en blanco y negro de una época de España que algunos pensamos superada. Me diréis que me paso porque ahora muchos centros educativos son bilingües y tenemos un Bachillerato de Excelencia, y hay que valorar el esfuerzo del alumnado… Nunca jamás negaré la importancia del esfuerzo del alumnado, esfuerzo que aparece más fácilmente cuando el profesorado motiva y gestione adecuadamente las emociones en las aulas, precisamente en la tutoría de forma específica. Me llama la atención que se tomen decisiones sobre el futuro de nuestros hijos pensando en cómo se tendrán que desenvolver como ciudadanos del futuro y en la Comunidad de Madrid sólo se aprecie el aspecto puramente académico olvidando otras habilidades necesarias para el mundo que está aquí al lado: trabajo en equipo, gestión de conflictos, inteligencia emocional, aprendizaje a lo largo de la vida, uso de las TIC, interacción con los demás, focalización en la solución de problemas… Aunque esto puede aprenderse fuera de la Escuela, en teoría, es allí donde se debería aprender. La tutoría, junto al resto de las clases, es un lugar específico para ello, sin duda. Pero en Madrid tenemos los centros bilingües, faltaría más, es una exigencia que nuestros hijos aprendan inglés, pero sin renunciar al resto.

Ya lo han conseguido. Primero el PSOE y ahora el PP relegan la tutoría a los libros de historia como si de la crónica de una muerte anunciada se tratara. Supongo que estos políticos que toman decisiones alejados de la vida de los centros educativos o no tienen hijos o sus hijos no necesitan de un tutor que les ayude en su proceso educativo. ¡Suerte!

Me hubiera gustado despedirme de vosotros con otra entrada para desearon felices vacaciones. No ha podido ser. En septiembre, os contaré cómo nos adaptamos a la última ocurrencia de nuestros políticos, cómo me lloverán alumnos para que “les arregle sus problemas“. No han entendido que el proceso educativo es complejo, es fruto de múltiples interacciones. Nunca hubiera pensado que se pudiera llegar a esto.

Como decía Groucho Marx, vamos de derrota en derrota hasta la victoria final.

Hasta septiembre!

PD. En twitter, hay varios hashtag #profesoressinEsperanza, #Escuelasinesperanza y #quierotutoria para mover el tema. Si te apetece, ya sabes.

Instrucciones de la Consejería de Educación

 

ACTUALIZACIÓN:

Sólo unos días después de escribir esta entrada, la Comunidad de Madrid ha publicado una Orden que regula la tutoría. La Orden consagra la supresión de la tutoría grupal y conmina a los tutores a que realicen una tutoría individual fuera del horario lectivo del alumnado. Esta tutoría individual estaría remunerada. ¿Alguien se ha creído que un tutor va a realizar una tutoría individual cuando el alumnado acabe su jornada escolar? ¿Es una broma? Por no reiterar mis argumentos, la tutoría que propone la Orden está basada en el modelo clínico, en la Escuela del Siglo XIX y en un desconocimiento absoluto del hecho educativo. Pero mejor, juzguen ustedes mismos.

 Orden sobre la tutoría del 31 de julio de 2011

 

Imagen: NO bajo Licencia CC

Programa estival de refuerzo

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid pone en marcha el próximo mes de julio el llamado Programa Estival de Refuerzo para aquellos alumnos con bajos resultados en Lengua y Matemáticas a lo largo del último ciclo de Primaria, de modo que puedan pasar a Secundaria con un mayor nivel para afrontar la etapa. El Programa, que se desarrollará en colaboración con los Ayuntamientos, tendrá una duración de dos quincenas, pudiendo asistir a una o las dos indistintamente, pues los contenidos curriculares serán diferentes. Este Programa se enmarca dentro de los Planes de extensión y mejora de los servicios educativos.

Los grupos de alumnos tendrán que haber cursado 6º de Primaria en el presente curso. Su inclusión en el Programa requerirá de la autorización de la familia, así como de la recomendación del Director del colegio. Una vez en el Programa trabajarán en grupos de quince alumnos que asistirán a clase durante dos horas diarias con los contenidos de las áreas de Lengua y Matemáticas. El monitor, así dice la convocatoria, será un titulado de Magisterio, Psicopedagogía, Piscología (rama educativa) o alumnos de las tres titulaciones en su último año de carrera.

Hasta aquí la información, que puedes ampliar en este enlace. Ahora las valoraciones que me suscita.

En primer lugar, no me gusta que se gaste dinero público para clases de recuperación en vez de destinarlo a las medidas ordinarias de atención a la diversidad. Las graves carencias que tienen algunos alumnos cuando llegan al Instituto no se solucionan con un curso de recuperación sino poniendo remedio desde el momento en que éstas aparecen, dotando de más profesorado, trabajando éste dentro de las aulas, haciendo grupos flexibles, etc. Son los profesores de Primaria los que tienen que tener los apoyos y medios ordinarios para hacer frente a las dificultades de aprendizaje que presentan algunos/muchos alumnos, siendo por tanto algo propio del sistema educativo.

En segundo lugar, al externalizar una responsabilidad propia del sistema educativo en monitores contratados a tal efecto y el Programa estar ajeno al currículo ordinario, sus efectos también se escapan al sistema educativo. Volvemos, como hace tantos años, a tirar de academias y clases particulares para subsanar algo que debemos asumir los que trabajamos en el sistema educativo ya que es nuestra responsabilidad.

En tercer lugar, una parte del profesorado, ojalá me equivoque, puede descansar respecto a aquellos alumnos con dificultades de aprendizaje confiando en que el Programa de refuerzo estival sea la solución a sus problemas. Dos quincenas de trabajo con dos horas diarias son mejores que todo un curso escolar con su correspondiente carga horaria.

En cuarto lugar, el hecho de que se contrate a monitores y que no haya conexión con los maestros de los alumnos, hace que la medida curricular esté totalmente descontextualizada. Por otra parte, no tenemos ninguna referencia respecto a la capacidad docente de estudiantes del último año de carrera o titulados en Psicología o Psicopedagogía, por la mera razón de que no son especialistas ni en Lengua ni en Matemáticas. Tan sólo los titulados en Magisterio serían idóneos, pero en ese caso, el hecho de que no se mencione la experiencia docente por ningún lado como requisito, y que los alumnos que acudirán al Programa tienen graves carencias, la fe en los resultados es más que escasa.

En definitiva, lejos de ser un recurso que ayude a mejorar la calidad del sistema educativo, nos encontramos ante una medida que lo desprestigia aún un poquito más. Un desastre.

Imagen: FlickrCC