RTVE.es

Con algún tiempo de retraso respecto a sus colegas de otros países europeos, RTVE, Radio Televisión Española, la corporación pública de España, ha renovado su web ofreciendo las funcionalidades propias de los tiempos de la Web 2.0, una necesidad que se ve ahora cumplida para beneficio de todos los usuarios de Internet. Echad una ojeada a este vídeo de presentación.

[flv]http://www.rtve.es/resources/flv/9/3/1211226484139.flv[/flv]

La nueva web ofrece recursos multimedia como audios, vídeos o fotos para el tratamiento de la información, además del habitual texto escrito. En este sentido se parece más a la web de un periódico digital que a la de una televisión. ¿Hay tanta diferencia?

Entre las nuevas funcionalidades que ofrece, RTVE ofrece a sus visitantes la programación íntegra de los últimos 7 días de la semana, para no perderse ningún programa: la televisión a la carta.

Ofrece, además, la Mediateca, una selección con los vídeos, audios y fotos de todas las noticias del día que se encuentran en los informativos de la cadena pública, incluyendo los deportes, el tiempo o la economía, por ejemplo. Por poner algún pero, no he visto que los vídeos se puedan incrustar en blogs a páginas webs, aunque en todos ellos existe la opción de enviar a las redes sociales habituales, enviar por correo electrónico o ampliar a pantalla completa.

Otra de las novedades que se convertirá en un referente imprescindible de consulta es el archivo de TVE que actualmente no está operativo y la posibilidad de seguir la programación en directo.

Si analizamos la parte de la web dedicada a la Radio, encontramos con tres grandes secciones: radio a la carta, canales de podcast de los programas y el archivo sonoro con la posibilidad de ponerlo en tu blog con un reproductor propio, aunque yo os deje el audio player para ver cuánto sabéis de Indiana Jones, el audio del programa De película.

[audio:http://www-org2.rtve.es/resources/mp3/3/0/1211042611303.mp3]

La nueva web incluye, por su puesto, toda la programación de hoy-mañana-pasado de todas las emisoras de radio y las cadenas de televisión de RTVE con vínculos interactivos a cada programa y su propia web, en su caso. Toda una novedad.

Por último, las novedades se cierran con los blogs de radio y televisión, para acceder a la actualidad desde la óptica más personal de los blogs. Los blogs de radio llevan desde septiembre funcionando y los de televisión se estrenan ahora.

blogs

En definitiva, ha nacido una web a la altura de los tiempos que se puede convertir, sin duda, en una referencia en la Red.

¡Enhorabuena!

Un día más con vida

Este es el sugerente título de una serie documental elaborada por Hernán Zin, el magnífico reportero de guerra argentino que trabaja para el diario digital 20 minutos y cuyos reportajes sobre la guerra y la miseria humana, que no dejan indiferente a nadie, podéis seguir en su blog. Rompo mi descanso bloguero precisamente por ello. Periódicamente, iré publicando sus reportajes, distribuidos con licencia Creative Commons y una fuente imprescindible de recursos para trabajar conflictos contemporáneos en el aula y en la propia vida.
Este es el trailer de la serie. Que lo disfrutéis.
[SWF]http://fs.nspmotion.com/tv_core.swf?asset_id=88rz3yvz6z1&showToolTips=1, 379, 324[/SWF]

Desnudas

desnudas

El viernes pasado vi en la televisión, concretamente en Cuatro, un programa llamado Desnudas. En él, el diseñador Juanjo Oliva ayuda a una mujer con una imagen de sí misma negativa a sacar partido de las cualidades de su propio cuerpo para que se sienta bella. Para ello, el diseñador recurre a profesionales de la moda y la imagen, así como a “pruebas” que le ayuden a tener una imagen de sí misma más ajustada a la realidad. El programa conecta con uno de los sentimientos básicos de todas las personas: necesitamos sentirnos a gusto con nosotros mismos, y la percepción que tenemos de nuestro propio cuerpo afecta notablemente. El lema del programa lo refleja de este modo: “para estar guapa sólo necesitas una cosa: sentir que lo eres”.

Desnudas parte de la base de que hay mujeres que no se gustan a sí mismas, que se ven feas, que no se aceptan por no acercarse a los cánones sociales vigentes. Indudablemente, en estos sentimientos los valores sociales predominantes influyen notablemente. Es por eso, que hay que hacer una labor que ayude a cambiar esas percepciones. En el programa parten de la percepción de la protagonista para contrastarla con la de extraños que contemplan una fotografía de todo su cuerpo en ropa interior pero sin mostrar la cara. Los comentarios de la gente normal recogidos en plena calle son muy positivos: cuerpo femenino, piernas bonitas, pechos femeninos y sensuales… estas opiniones grabadas se devuelven a la protagonista de la historia que no da crédito y se emociona. No es capaz de decirse a sí misma lo que otros dicen de ella. ¿Esa soy yo?

Luego, con la ayuda del diseñador, la corsetera, una maquilladora y un peluquero llegan los consejos prácticos que ayudan a realzar la figura ocultando aquello que no le gusta tanto, y potenciando lo demás, para acabar posando para un fotógrafo con poca ropa que le mostrará cómo puedes transformarte en otra persona.
No ha habido magia, sino el uso de elementos bastante accesibles hoy día, como ropa normal, lencería, peluquería y maquillaje, que con una orientación adecuada consiguen que la mujer se sienta guapa y femenina. Una belleza real sin recurrir a cirugías de ningún tipo. Sólo hay que creerlo.

Las opiniones de los demás, especialmente las personas significativas, y los valores sociales dominantes, por el influjo como modelos, influyen en la autoestima, es decir, en la percepción evaluativa que tenemos de nosotros mismos. Un entorno que valora y potencia la belleza basada en cánones rígidos y homogéneos, alejados de la diversidad y realidad de las personas, y cuya influencia es enorme, hace más mella en quienes tengan la autoestima más baja, aunque también lo hace en los demás. Porque el simple paso del tiempo, por ejemplo, o la aparición de la barriga cervecera (o curva de la felicidad como la llaman otros), ¿acaso no nos afectan en nuestra autoimagen? ¿nos aceptamos así, sin más? ¿necesitamos vernos y sentirnos bellos? Quien esté libre de estos problemas, que tire la primera piedra o me mande un correo.

Bonet (1994) en Sé amigo de ti mismo, expone los pilares de la autoestima:

  • Aprecio de uno mismo como persona, de sus logros, de sus valores
  • Aceptación tolerante de limitaciones, errores o debilidades de manera que no se hunde cuando pierde
  • Afecto hacia sí mismo, comprensión hacia sus sentimientos, su cuerpo…
  • Atención y cuidado de sus necesidades reales, las físicas, psíquicas o espirituales, dejando de lado las necesidades innecesarias creadas por la publicidad

Según Bonet, una persona con autoestima es capaz de aceptar sus errores, aunque no le gusten y quiera mejorar, o sacrificarse por otros o por una causa con la que se sienta identificada. Pero sobre todo, cuando se mira al espejo la persona que tiene delante le suscita sentimientos positivos. Tiene una sana autoestima. En el caso de la mujer del programa, evidentemente, no ocurre así. De hecho, “nunca se mira al espejo”. Su autoestima hace aguas por todas partes.
Hace algunos años que leí La sociedad neurótica de nuestro tiempo, de Karen Horney (1993). En él se analizan las condiciones culturales como elementos determinantes para crearnos unas forma de vivir neurótica: el afan de poder, el afán de la competencia, el afán de ser amado por encima de todo… pues bien, siguiendo el argumento de Horney, el culto desmesurado al cuerpo como valor cultural dominante nos influye a padecer una alta cuota de neurosis. Sólo así se explica el éxito de la Cirugía Estética o de los tratamientos para adelgazar. Dentro de este contexto social de culto al cuerpo y a la imagen, los expertos han descubierto una nueva patología: la llaman Vigorexia y sería el extremo opuesto a la anorexia y bulimia, algo así como una obsesión por la musculación y el culto corporal obsesivo.

Entre tanto, una empresa de cosmética, Dove, desarrolla una campaña publicitaria por la belleza real, y además patrocina el programa Desnudas. La empresa ha creado la Fundación Dove para la Autoestima para difundir los valores de la belleza real y ayudar a las mujeres a aceptarse como son para sentirse bellas. Lo he leído en el blog de Ariadna que analiza en este comentario los blogs proana (de chicas que fomentan la anorexia y se dan “consejos” para seguir adelante) que circulan por la web. Contrarestar la influencia de los cánones de belleza irreales es mucho más difícil de lo que parece. Todavía no hemos visto a ninguna mujer real anunicar a grandes marcas de perfumes, cosmética o automóviles, por poner un ejemplo. Rosa Pérez, en sentido figurado, no ha sido elegida por Chanel para ser imagen de marca.
Es curiosa la política de Cuatro. Hace meses programaron Supermodelo2006, un programa que ya critiqué en esta entrada por los valores que preconizaba, justo los contrarios que ahora dice defender. Hago memoria: “la belleza no está sólo en el interior” decía su lema. Me temo que es una cuestión de imagen y de negocio. El filón de la moda y del culto al cuerpo da para muchos “reality shows” y nadie está dispuesto a perder su parte de negocio traducido a cuota de pantalla.

BIBLIOGRAFÍA:

BONET, J-V. (1994). Sé amigo de ti mismo. Manual de atoestima. Santander: Sal Terrae

HORNEY, K. (1993). La personalidad neurótica de nuestro tiempo. Barcelona: Paidós.

Crisis olvidadas y SIDA

¿A quién le importa lo que sucede a los parias de la Tierra?

Resulta paradójico que tengamos hoy, más que nunca, por cierto, conocimiento casi en tiempo real de los conflictos y crisis de cualquier parte del planeta pero esta información no salté a las primeras páginas de los periódicos ni entre en las agendas políticas de nuestras sociedades occidentales. Los pobres no reportan votos, si acaso producen lástima. Tendré que dar un dinero para que alguien haga algo y me tranquilice la conciencia.

Médicos sin Fronteras denunció el pasado año 10 crisis olvidadas por los medios de comunicación y las agendas políticas. Publicó un informe y realizó una exposición itinerante que visitó nuestro Instituto y que puedes solicitar tú también.

Médicos sin Fronteras desarrolla una campaña mundial a favor del derecho al tratamiento contra el SIDA utilizando medicamentos genéricos. Recientemente, en colaboración con Intermon/Oxfam se entregaron 250.000 firmas a Novartis pidiendo que retirara la demanda contra el Gobierno de la India por la fabricación de medicamentos contra el SIDA que usan su patente. El reto está ahí: el SIDA puede ser una enfermedad crónica que no condene a generaciones enteras. Las multinacionales no desean perder sus beneficios y nosotros, debemos presionar para que el derecho al tratamiento no sea sólo de los habitantes que vivimos en las sociedades occidentales.

Pero eso no es todo. Anoche vi el magnífico reportaje de Isabel Martínez Reverte Africanas: el corazón de la vida, en el programa de TVE En Portada. El reportaje recoge el testimonio de mujeres de Kenia, Uganda y Rwanda que han quedado viudas o huérfanas por el SIDA y las guerras o genocidios, especialmente en Rwanda y luchan por sus derechos y su dignidad. En medio del caos, las mujeres son quienes sostienen el desarrollo de estos pueblos, anticipando a sus hijos su propia muerte dejándolos un cuaderno de la memoria que les guíe en los difíciles años que les esperan o asociándose entre ellas para darse apoyo, montar pequeños negocios y educar a niños huérfanos.
La mujer es la primera víctima de los conflictos y la que menos derechos tiene. Sin embargo, en Rwanda se está abriendo paso a la esperanza: el país con más mujeres en puestos de responsabilidad política y parlamentaria, aunque choquen con las actitudes y formas tradicionales de impartir justicia donde los hombres tienen todo el poder.

Si quieres participar con Médicos sin Fronteras para frenar el avance del SIDA pincha AQUÍ.

Mobuzztv

Llevo un mes enganchado a Mobuzztv, una cadena de TV que emite un informativo diario sólo en Internet. Mobuzztv nace en los Estados Unidos pero aquí está pegando fuerte. Su informativo es desenfadado, con lenguaje directo, claro y sencillo, en la línea de la 2 noticias, pero con otros contenidos relacionados más con ciencia, tecnología y vida cotidiana. Puedes suscribirte al informativo en cuatro formatos: Quicktime, Windows Media, PSP o móvil. Además, puedes usar el iTunes, Netvives y, entre otros, el DEMOCRACY player, un reproductor de código abierto que permite ver los vídeos en pantalla completa con excelente resolución.
Ahí va una muestra del informativo.

[quicktime width=”320″ height=”240″]http://video.mobuzz.tv/es/mov/es_mag_121206.mov[/quicktime]

34.000 anuncios

telesfunjen.jpg

Hoy he escuchado en Radio Nacional, que un niño vería al cabo de un año, una media de 34.000 anuncios, siendo un alto porcentaje de éstos, los que se emitirán en estos dos meses de “navidades hasta en la sopa” desde mediados de noviembre hasta mediados de enero. El consumo de los niños es una de las claves en estas fechas tan entrañables… para las empresas de juguetes, centros comerciales y vorágine consumista, en general. No hay más valor que el consumo, un consumo sin freno y sin límites que en estos días se vuelve absurdo, estresante, alocado… tenemos tanto que buscar qué regalar provoca estrés.
La televisión cumple su papel -con creces- para potenciar el consumo.

En marzo de 2004 se publicaban en Comunidad Escolar los resultados del estudio del Consejo Audivisual de Cataluña sobre el consumo televisivo. Según el estudio, muchos niños de entre 4 y 12 años dedicaban en casa más tiempo a la televisión (990 horas) que a la Escuela (960 horas), contando el tiempo de estudio. Asimismo, se revelaba que dedicaban en torno a 19 horas de media a la semana a la televisión, 5 horas más a la videoconsola (los chicos, sobre todo) y otras 6 horas al ordenador (para juegos), lo que da un consumo semanal de 30 horas semanales. Ahora quizás la proporción haya cambiado por el aumento del uso de Internet, aunque en líneas generales, el total de 30 horas será el mismo más o menos.

Son también preocupantes, las franjas horarias en las que los niños ven la televisión. Consumer publicaba en mayo pasado la noticia de que alrededor de 200.000 niños entre 4 y 12 años siguen viendo la televisión una vez concluyen los programas en horario de máxima audiencia y comienzan los espacios de noche con contenidos para adultos. Esta cifra, dada a conocer por la directora general de RTVE, Carmen Caffarel, supera con creces los 156.000 niños que en 2003 permanecían frente a la tele después de la medianoche, pese a tener escuela al día siguiente.

Hay pocas opciones: APAGAR LA TELE!

Televisión y valores: Supermodelo 2006


La belleza no está sólo en el interior. Con este eslogan impreso sobre el pecho de la camiseta de una chica a la que no vemos la cabeza, la cadena de televisión Cuatro (Grupo Prisa: Cadena SER, El País, Digital Plus, Santillana…) presenta el programa Supermodelo 2006 con la intención de elegir de entre un grupo de chicas españolas entre 16 y 22 años (hay menores de edad entre ellas) a una modelo que tendrá su trampolín para hacer una carrera profesional. Presenta el programa Judit Mascó, ex top-model.

Las chicas elegidas en un duro casting, han de pasar 11 semanas en un centro de entrenamiento y pasar una serie de pruebas hasta que un jurado y el público determinen quién será la ganadora, en un formato similar al de Operación Triunfo. Todas, ni qué decir tiene, tienen un cuerpo formidable, de acuerdo a los actuales cánones del mundo de las pasarelas.

El País nos vende la moto hablando de lo duro que es ser modelo, del esfuerzo que hacen las modelos, de la nutrición, del ejercicio físico: “¿quién dijo que las modelos somos delgadas porque no comemos? ¿Acaso no se fijan en el ejercicio que hacemos?”, expone sin convicción Judit Mascó ante la cámara.

El País, sigue con su moto:

“de miércoles a sábado, las 13 concursantes recibirán en el Centro Elite (instalado en San Martín de la Vega, Madrid) lecciones de pasarela, maquillaje, gimnasia, estilismo, nutrición… Un asunto este último en el que se ha fijado especial atención en un momento en el que se cuestiona el mundo del modelaje por la “extrema delgadez” de sus protagonistas.”

Según El País, “Supermodelo 2006 “es el punto de estilo que Cuatro quiere dar a su programación”, explica Fernando Jerez, director de Antena del canal. Además, con la responsabilidad añadida de suponer “la apuesta más ambiciosa” de la cadena “para el horario de máxima audiencia” de este inicio de temporada.” Sobran los comentarios, o mejor dicho, podemos hacerlos en el foro del programa, por si sirviera de algo.

Once semanas y ya eres estrella. Rapidez, fama inmediata, dinero, poder, facilismo, falta de sentido de la realidad, la vida como un sueño, la vida Disney…

De las nominaciones prefiero no hablar… se me atragantan estos momentos de emociones enlatadas.

Creo que esta televisión va a hacer más por la anorexia, la bulimia y las depresiones juveniles que cualquier otra factor que coadyuva a ellos. Nosotros, educadores, ¿cómo vamos a luchar contra unos medios de comunicación que propagan estos valores en horario de máxima audiencia, con un despliegue propagandístico sin precedentes? ¿Tenemos poder real para ayudar a que nuestras alumnas se acepten a sí mismas, se valoren y aprecien, se cuiden y respeten desde la diversidad de formas corporales?

Frente al televisor no doy crédito: las chicas son tratadas, de igual modo que ocurría en Operación Triunfo, como niñas inexpertas, inocentes, superficiales…”hay algo ahí, tú tienes que hacerlo mejor para ser modelo…”, “lo ves posible o no lo ves posible”, todo envuelto en acento francés en los que abundan los “fantástico chica” y los aplausos fáciles del resto de competidoras que nos regalan sus dudas, miedos y lloros para hacernos ver que son de verdad… aunque para los responsables del programa tan sólo importe la foto final, el estilo desfilando en la pasarela o la imagen de ausencia, frialdad y seguridad que tiene que dar toda “supermodelo”.

Hace un par de años las televisiones asumieron un código de autorregulación sobre contenidos televisivos e infancia, código ampliamente incumplido con una supercampeona Tele5, según el informe publicado en marzo de 2006.

¿Este código excluiría programas como Supermodelo 2006 en el que participan menores de edad? Absolutamente sí, aunque este programa, como otros de los tratados en el informe será objeto de análisis y reclamación y no pasará absolutamente nada… ¡¡¡Esto se llama eficacia!!! Si este código se aplicara este programa no se podría emitir.

Acabo con una recomedación, un libro y unas sugerencias para las clases. Recomiendo apretar el botón y apagar la tele. El libro, Televisión: Impacto en la infancia. Javier Urra, Miguel Clemente y Miguel Ángel Vidal. Siglo XXI Editores. En las clases, hablar del tema, en la hora de tutoría, trabajando la aceptación del propio cuerpo , hablando del impacto de la publicidad. Dos web de referencia, por citar alguna de las muchas que existen, donde encontrar materiales: aula intercultural y tutores al borde de un ataque de ESO .

BIBLIOGRAFIA para las tutorías.