34.000 anuncios

telesfunjen.jpg

Hoy he escuchado en Radio Nacional, que un niño vería al cabo de un año, una media de 34.000 anuncios, siendo un alto porcentaje de éstos, los que se emitirán en estos dos meses de “navidades hasta en la sopa” desde mediados de noviembre hasta mediados de enero. El consumo de los niños es una de las claves en estas fechas tan entrañables… para las empresas de juguetes, centros comerciales y vorágine consumista, en general. No hay más valor que el consumo, un consumo sin freno y sin límites que en estos días se vuelve absurdo, estresante, alocado… tenemos tanto que buscar qué regalar provoca estrés.
La televisión cumple su papel -con creces- para potenciar el consumo.

En marzo de 2004 se publicaban en Comunidad Escolar los resultados del estudio del Consejo Audivisual de Cataluña sobre el consumo televisivo. Según el estudio, muchos niños de entre 4 y 12 años dedicaban en casa más tiempo a la televisión (990 horas) que a la Escuela (960 horas), contando el tiempo de estudio. Asimismo, se revelaba que dedicaban en torno a 19 horas de media a la semana a la televisión, 5 horas más a la videoconsola (los chicos, sobre todo) y otras 6 horas al ordenador (para juegos), lo que da un consumo semanal de 30 horas semanales. Ahora quizás la proporción haya cambiado por el aumento del uso de Internet, aunque en líneas generales, el total de 30 horas será el mismo más o menos.

Son también preocupantes, las franjas horarias en las que los niños ven la televisión. Consumer publicaba en mayo pasado la noticia de que alrededor de 200.000 niños entre 4 y 12 años siguen viendo la televisión una vez concluyen los programas en horario de máxima audiencia y comienzan los espacios de noche con contenidos para adultos. Esta cifra, dada a conocer por la directora general de RTVE, Carmen Caffarel, supera con creces los 156.000 niños que en 2003 permanecían frente a la tele después de la medianoche, pese a tener escuela al día siguiente.

Hay pocas opciones: APAGAR LA TELE!

Comparte

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.