Crisis olvidadas y SIDA

¿A quién le importa lo que sucede a los parias de la Tierra?

Resulta paradójico que tengamos hoy, más que nunca, por cierto, conocimiento casi en tiempo real de los conflictos y crisis de cualquier parte del planeta pero esta información no salté a las primeras páginas de los periódicos ni entre en las agendas políticas de nuestras sociedades occidentales. Los pobres no reportan votos, si acaso producen lástima. Tendré que dar un dinero para que alguien haga algo y me tranquilice la conciencia.

Médicos sin Fronteras denunció el pasado año 10 crisis olvidadas por los medios de comunicación y las agendas políticas. Publicó un informe y realizó una exposición itinerante que visitó nuestro Instituto y que puedes solicitar tú también.

Médicos sin Fronteras desarrolla una campaña mundial a favor del derecho al tratamiento contra el SIDA utilizando medicamentos genéricos. Recientemente, en colaboración con Intermon/Oxfam se entregaron 250.000 firmas a Novartis pidiendo que retirara la demanda contra el Gobierno de la India por la fabricación de medicamentos contra el SIDA que usan su patente. El reto está ahí: el SIDA puede ser una enfermedad crónica que no condene a generaciones enteras. Las multinacionales no desean perder sus beneficios y nosotros, debemos presionar para que el derecho al tratamiento no sea sólo de los habitantes que vivimos en las sociedades occidentales.

Pero eso no es todo. Anoche vi el magnífico reportaje de Isabel Martínez Reverte Africanas: el corazón de la vida, en el programa de TVE En Portada. El reportaje recoge el testimonio de mujeres de Kenia, Uganda y Rwanda que han quedado viudas o huérfanas por el SIDA y las guerras o genocidios, especialmente en Rwanda y luchan por sus derechos y su dignidad. En medio del caos, las mujeres son quienes sostienen el desarrollo de estos pueblos, anticipando a sus hijos su propia muerte dejándolos un cuaderno de la memoria que les guíe en los difíciles años que les esperan o asociándose entre ellas para darse apoyo, montar pequeños negocios y educar a niños huérfanos.
La mujer es la primera víctima de los conflictos y la que menos derechos tiene. Sin embargo, en Rwanda se está abriendo paso a la esperanza: el país con más mujeres en puestos de responsabilidad política y parlamentaria, aunque choquen con las actitudes y formas tradicionales de impartir justicia donde los hombres tienen todo el poder.

[youtube]N2b93Gjrygs[/youtube]Si quieres participar con Médicos sin Fronteras para frenar el avance del SIDA pincha AQUÍ.

Comparte

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.