Contaminación

Todas las mañanas, cuando llevo a mis hijas al colegio, la visión de la fábrica de Arcelor en Villaverde nos abruma. La visión de este alto horno situado entre dos ciudades como Madrid y Leganés despide a la atmósfera su carga letal diariamente. Sólo deja de funcionar dos días al año porque apagar y encender el alto horno es costoso. Arcelor hoy, Aristrain, ayer… la empresa ha cambiado el nombre pero no ha dejado de contaminar ante la pasividad de la Administración local y regional. Arcelor en su página oficial…

Comparte
Leer más