Los medicamentos no deberían ser un lujo

¿Qué importa más las personas o los beneficios?

Esta semana el Congreso de los Diputados vota una resolución de apoyo al derecho de los países en desarrollo a disponer de los medicamentos genéricos esenciales que su población necesita. Los diputados tienen la oportunidad de demostrar que entienden la salud como un derecho, no como un lujo.

A pesar de que la organización Mundial de Comercio (OMC) reconoció en 2001 el derecho de todos los países en vías de desarrollo a acceder a medicamentos esenciales a un precio asequible, las empresas farmacéuticas siguen presionando para impedir que esto sea una realidad. Recientemente en Brasil o India hemos asistido a sendos conflictos con las multinacionales farmacéuticas por estos hechos.

Podemos y debemos exigir que la salud no sea un lujo. Entra en la web de la campaña y únete a la petición de Médicos sin Fronteras e Intermon/Oxfam.


Comparte

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.