Quiero escribir sobre ti

Hace tiempo que quería escribir sobre algo tan obvio y tan básico como que los alumnos son importantes para mi. Lo son en cuanto personas; lo son en cuanto aprendices; lo son en cuanto que dan sentido a mi trabajo; lo son en cuanto que aprendo con ellos y de ellos; lo son en cuanto que dan vida con su vitalidad inagotable… también me dan cosas que no son tan gratificantes, como la vida misma.

Pero hoy, quiero escribir sobre ti, que ya no quieres ni venir al instituto.

Tienes tus razones. La enfermedad te está afectando cada día más y quieres estar estar cerca de los tuyos, especialmente de tu madre. En los últimos años la enfermedad te ha ido mermando movilidad y te ha obligado a estar en una silla de ruedas, primero, y en la cama, después. Has renunciado a la motivación de aprender, has renunciado a todo, en realidad porque sabes que tu vida se apaga.

Y tienes miedo.

Me siento cerca de ti y de tu familia. He compartido contigo los últimos años, he intentado enseñarte cosas y hacerte reír. No tengo palabras, pero las que me salen ahora quiero que sean para tí, como un homenaje a tus ganas de vivir, a tu esfuerzo por seguir un día más y a la fuerza de tu familia, especialmente, tu madre, que no te deja ni un momento.

Ojalá pudiéramos hacer algo, ojalá pudiera transmitirte algo de confianza, sé que sólo tu madre te la da y por eso estás cerca de ella. Haces bien.

Pero quiero que sepas que haberte conocido ha merecido la pena, que me has influido, que has hecho que repare en cosas importantes y que trabajar contigo no sea algo rutinario. Quiero que sepas que eres importante para mí, aunque quizás no te lo haya hecho sentir lo suficiente. Quiero que sepas que te echo de menos en el Instituto y que espero verte de nuevo y bromear contigo sentado en tu silla, cuando sales al patio.

Hoy quería escribir sobre ti.

Imagen: FlickrCC

Comparte

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.