Se trata de escuchar

Photo Credit: Bindaas Madhavi via Compfight cc
Photo Credit: Bindaas Madhavi via Compfight cc

Muchas veces olvidamos que lo más elemental es lo más importante

Escuchar a nuestros alumnos es la primera tarea que tenemos como educadores. No hablo de escucharles en clase cuando participan, que también, me refiero a escucharles en sus inquietudes, anhelos, problemas o, simplemente, para animarles antes las dificultades del camino. Así de sencillo, así de fácil.  Escuchar para conocer, para guiar, para ayudar, para estimular, para poner límites, para reflexionar… no hay cambio sin escucha. Incluso, cuando tengas algo que decir, antes escucha, seguro que tu punto de vista se ve modificado.

Uno de los primeras temas que abordo con los tutores en el instituto es cómo hacer entrevistas con los alumnos para que sirvan como espacio de cambio, de encuentro y reflexión. Los alumnos están hartos de que les “echemos la chapa” en cambio necesitan ser escuchados. Sólo desde la escucha hay cambio.

Hace tiempo leí esté cuento en el blog Entre lilas y amapolas olvidado. Viene bien para esto que os digo.

Un grupo de ranas viajaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo. Las ranas se reunieron alrededor del hoyo.

Cuando vieron cuan hondo era el hoyo, le dijeron a las dos ranas en el fondo que para efectos prácticos, se debían dar por muertas.

Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y trataron de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas.

Las otras ranas seguían insistiendo en que sus esfuerzos serían inútiles.

Finalmente, una de las ranas puso atención a lo que las demás decían y se rindió; se desplomó y murió.

La otra rana continuó saltando tan fuerte como le era posible.

Una vez más, la multitud de ranas le gritó que dejara de sufrir y simplemente se dispusiera a morir. Pero la rana saltó cada vez con mas fuerza hasta que finalmente salió del hoyo.

Cuando salió, las otras ranas le preguntaron: “¿No escuchaste lo que te decíamos?”

La rana les explicó que era sorda. Ella pensó que las demás la estaban animando a esforzarse mas para salir del hoyo.

¿Sabemos escuchar?

 

Comparte

Entradas relacionadas

7 comentarios sobre «Se trata de escuchar»

  1. […] Escuchar a nuestros alumnos es la primera tarea que tenemos como educadores. No hablo de escucharles en clase cuando participan, que también, me refiero a escucharles en sus inquietudes, anhelos, problemas o, simplemente, para animarles antes las dificultades del camino.  […]

  2. […] Escuchar a nuestros alumnos es la primera tarea que tenemos como educadores. No hablo de escucharles en clase cuando participan, que también, me refiero a escucharles en sus inquietudes, anhelos, problemas o, simplemente, para animarles antes las dificultades del camino.  […]

  3. […] Escuchar a nuestros alumnos es la primera tarea que tenemos como educadores. No hablo de escucharles en clase cuando participan, que también, me refiero a escucharles en sus inquietudes, anhelos, problemas o, simplemente, para animarles antes las dificultades del camino.  […]

  4. […] Escuchar a nuestros alumnos es la primera tarea que tenemos como educadores. No hablo de escucharles en clase cuando participan, que también, me refiero a escucharles en sus inquietudes, anhelos, problemas o, simplemente, para animarles antes las dificultades del camino.  […]

  5. […] Escuchar a nuestros alumnos es la primera tarea que tenemos como educadores. No hablo de escucharles en clase cuando participan, que también, me refiero a escucharles en sus inquietudes, anhelos, problemas o, simplemente, para animarles antes las dificultades del camino.  […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.